Movimiento vecinal

Mínima respuesta a la manifestación de la barriada Villegas contra unos "okupas"

Una de las pancartas desplegadas en la manifestación Una de las pancartas desplegadas en la manifestación

Una de las pancartas desplegadas en la manifestación

Unas 15 personas respondieron este lunes a la manifestación convocada en la barriada Villegas contra un okupa que amenaza a los vecinos y que se había apropiado del patio comunitario para instalar una perrera donde reproducía y vendía animales.

Los convocantes atribuyen la escasa respuesta a que el vecindario tiene miedo: Ismael F.R. quedó libre el 22 de mayo, tras pasar solo seis días en prisión por un robo violento, y se ha instalado en otro piso okupado a escasos metros del anterior, que ahora ha sido recuperado por el banco.

En su nueva vivienda mantiene ahora a los perros desalojados del patio comunitario cuando los vecinos decidieron hace unas semanas cambiar la puerta y desmontar las perreras que había instalado.

La manifestación fue anunciada mediante carteles por los bloque afectados pero a ella solo acudieron los vecinos que han denunciado a Ismael por agresiones o amenazas: un hombre que da de comer a los gatos del barrio y con quien el okupa se ha enfrentado porque los gatos se pelean con sus perros y otro vecino cuyo hijo de 6 años, discapacitado, fue acometido por los animales.

También acudió una mujer que ha denunciado haber sido amenazada ella misma y su hijo de 14 años con un machete de grandes dimensiones. 

En toda la barriada Villegas hay 8 pisos okupados pero pocos son problemáticos. Sin embargo, desde que Ismael llegó hace dos años “esto ha sido un sinvivir”, contaba a los periodistas Manoli, una de las manifestantes.

Ismael ya tiene dos juicios de faltas por denuncias del vecindario fijados para junio y julio y el juzgado de instrucción 12 tramita otra denuncia por haber agredido a la pareja que recogió 300 firmas en su contra. El juzgado negó la orden de protección solicitada por los agredidos pero éstos la han reiterado ahora porque, tras salir de la cárcel, volvió a amenazarlos de muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios