Delito contra la integridad moral El psiquiatra Javier Criado pide la absolución y cita al marido de la denunciante

  • Solicita a la Policía y al 016 las consultas por maltrato, que el marido niega

Javier Criado (derecha) con su abogado Enrique del Río (izquierda) Javier Criado (derecha) con su abogado Enrique del Río (izquierda)

Javier Criado (derecha) con su abogado Enrique del Río (izquierda)

Comentarios 5

El abogado del psiquiatra Javier Criado, acusado de un delito contra la integridad moral de una paciente, afirma en su escrito de calificación que siempre actuó según las normas de buena praxis profesional, solicita su absolución y cita como testigo al marido de la denunciante.

En su escrito de calificación, al que tuvo acceso este periódico, el letrado Enrique del Río recoge que el psiquiatra atendió a la denunciante en cuatro ocasiones en su consulta, en enero y febrero de 2016, “guiando en todo momento su actuación conforme a las reglas de la lex artis”.

Entre las pruebas para el juicio, la defensa solicita que declare el marido de la mujer y que el grupo especializado de la Policía Local de Sevilla y el servicio telefónico del 016 contra el maltrato informen si la denunciante se puso en contacto con ellos.

Explica el escrito que la señora manifestó en reiteradas ocasiones a lo largo de la causa que su marido la echó de casa en diciembre de 2015 y, según sus peritos, dijo haber acudido al Grupo Diana de la Policía y al 016 para interesarse por cómo abordar la situación de pareja que tenía, que había sido identificada como de malos tratos.

Sin embargo, su marido negó haberla echado de casa ni haberle quitado las llaves y declaró al juzgado que no le constaba haber sido denunciado ante esos servicios de atención a las víctimas ni había declarado ante la Policía.

Sí relató que, en un parque cercano al domicilio de su madre, manifestó que no quería que su mujer volviera a casa ya que “había amenazado con tirarse y dado que vivía en el séptimo, no quería verse envuelto en el problema”.

Este caso es el único que ha llegado a juicio de la treintena de pacientes que denunciaron al psiquiatra. En el juicio que se celebrará en los próximos meses, la Fiscalía de Sevilla reclamará una condena de dos años de prisión y 6.000 euros de indemnización por un delito contra integridad moral. 

Ahora, el escrito de la defensa recoge que, según consta en su historial psiquiátrico, revisado y puesto de manifiesto en su informe por el médico forense del Instituto de Medicina Legal, la denunciante está diagnosticada de “un trastorno histriónico de la personalidad (caracterizado entre otras por la tendencia a la representación de un papel, teatralidad y expresión exagerada de las emociones) y de estrés postraumático, así como antecedentes de un trastorno de la conducta alimentaria, bulimia y de un trastorno de ansiedad generalizada”.

Presentaba episodios ansioso-depresivos, “con frecuentes consultas a profesionales de salud mental”, destacando su “inestabilidad emocional, con ideaciones de naturaleza suicida”.

Interrumpió las visitas al doctor Criado porque este “le daba la razón a mi marido y decía que era yo la que tenía que poner de mi parte, y eso lo que hacía era hundirme mas”, según recoge el escrito de defensa.

En la historia clínica elaborada por Criado, escribió tras la última consulta: “con respecto a su marido parecen ser datos manipulativos con aspecto de venganza por haberla echado de su casa”. “Parece ser un intento de conseguir informe contra su marido”, escribió el ahora acusado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios