Juicio por estafa Reprimenda de un tribunal ante la tercera suspensión de un juicio

  • “Mala fe” y “tomadura de pelo” del acusado de estafar 180.000€ a una viuda

  • “Tiene derecho a estar disconforme con su abogado, no a comunicarlo el día del juicio”

Juan Antonio Calle Peña, magistrado de la Audiencia de Sevilla

Juan Antonio Calle Peña, magistrado de la Audiencia de Sevilla / Juan Carlos Vázquez

La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla aplazó el jueves el juicio contra un abogado de Sevilla y un prestamista, acusados de estafar a una viuda los 180.000 euros que habían recibido de la herencia de su marido.

El prestamista Teodomiro V.S. renunció a su abogado en el mismo momento de iniciarse el juicio, una maniobra que ya había llevado a cabo en otra ocasión anterior. Aseguró que lo hacía porque el abogado “no se había preparado el juicio” y él se sentía “indefenso”.

Pero el presidente del tribunal de la Sección Primera de la Audiencia, Juan Antonio Calle Peña, le reprendió duramente por su “mala fe”: “Usted conocía el nombre de su abogado desde hace dos meses y ha esperado hasta el momento del juicio para renunciar a él, haciendo perder la mañana a todas las partes”.

Y añadió: “Tiene derecho a renunciar a su abogado, pero no a esperar hasta el día del juicio para anunciarlo”.

Previamente, el fiscal Luis Carlos Rodríguez León criticó la “manifiesta mala fe procesal” del acusado y dijo que el juicio debía suspenderse “por  legalidad y seguridad jurídica, no porque se lo merezca”.

El abogado Manuel Manzaneque, que ejerce la acusación en nombre de la viuda, denunció “esta auténtica tomadura de pelo”, pues era ya la tercera vez que se suspendía el juicio por unos hechos ocurridos en 2012. En una ocasión anterior fue también por renuncia del prestamista a su abogado en el momento de empezar el juicio.

El presidente del tribunal acordó dar cuenta de lo sucedido al Colegio de Abogados, con la advertencia a Teodomiro V.S. de que deberá elegir nuevo defensor en el plazo improrrogable de tres días y de que “en ningún caso se va a admitir una nueva renuncia”.

En el caso serán juzgados el prestamista, para quien el fiscal pide tres años de cárcel por estafa,  y el abogado Juan Carlos A.C., que se enfrenta a una petición de la Fiscalía de tres años y medio de cárcel y el mismo plazo de inhabilitación profesional.

La acusación particular eleva su petición para el letrado a diez años de cárcel por estafa y falsedad en documento privado y añade un tercer delito contra la Administración de Justicia en su variante de deslealtad profesional, por el que reclama 43.200 euros de multa y cuatro años de inhabilitación como abogado.

El abogado, según la acusación, asesoraba a la viuda y su hijo en el impuesto de sucesiones tras el fallecimiento de su esposo y la convenció de que entregara el dinero a un “experto” que les daría una rentabilidad del 30% en “operaciones de capital privado con garantía absoluta”.

La inversión “jamás se recuperó” pese a que a lo largo de cinco años los denunciantes “recibieron continuas promesas de devolución y el abogado les pedía que no interpusieran denuncia “porque se iba a arreglar todo”.

Teodomiro está investigado también en las estafas del falso cura sevillano y en noviembre 2020 él y su hermana  aceptaron una condena de un año y nueve meses de cárcel por estafar 560.500 euros a tres personas que atravesaban dificultades económicas y no conseguían crédito en los bancos.

En 2016, el Tribunal Supremo confirmó la condena a la hermana de Teodomiro por estafar 1,6 millones mediante falsas subastas judiciales en las que los acusados falsificaron documentos con el sello de un juzgado para acreditar la supuesta adjudicación de los bienes a los compradores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios