Insultos en un juicio

El show del abogado que denunció al juez Serrano insultando en un juicio

  • Un juez ha absuelto al abogado Iñigo Moreno Lara, que protagonizó los insultos en un juicio, por un error de forma

  • El perjudicado no fue citado a juicio para ratificar su denuncia y el abogado Iñigo Moreno se ve libre de otra condena de tres años de cárcel

Comentarios 7

Iñigo Moreno Lara, el abogado que denunció al juez Francisco Serrano -actual portavoz parlamentario andaluz de Vox-, ha sido absuelto de injurias y calumnias presuntamente cometidas contra un compañero en un juicio, un delito por el que pidieron para él tres años de cárcel y una indemnización de 8.000 euros.

El abogado afectado, que representaba a la parte contraria en un juicio de faltas, denunció a Moreno Lara porque en el transcurso de la vista, celebrada el 26 de octubre de 2015 y en la que ambos intervenían como letrados, “le llamó en más de 15 ocasiones sinvergüenza y cabrón”. 

Añadió a la denuncia otros insultos proferidos en las inmediaciones de los juzgados de Sevilla el 15 de enero de 2013, cuando el afectado caminaba junto a la cafetería “La Hostería del Prado”. 

Según su denuncia, Moreno Lara se dirigió a él a gritos llamándole “hijo de puta, mal nacido, maricón, tus hijos no son tuyos, tu mujer es una puta, eres un muerto de hambre y un cabrón, calvo de mierda, te voy a meter en la cárcel”.

La sentencia absolutoria dictada por el juzgado de lo Penal número 8, a la que ha tenido acceso este periódico, se ha basado en un error de forma ya que el abogado denunciante no fue citado a juicio como testigo. “No se llega a conocer, por lo tanto, de qué modo y hasta dónde le han afectado estos hechos en su honor, dignidad y crédito personal y profesional”, según la sentencia.

Tampoco se visionó la cinta de vídeo aportada con lo ocurrido en el juicio. Recuerda la juez que el Tribunal Supremo tiene establecido que “el material fotográfico y videográfico obtenido en el ámbito público y sin intromisión indebida en la intimidad personal o familiar tiene un valor probatorio innegable”

Pero su eficacia probatoria “está subordinada a la visualización en el acto del juicio oral para que tengan realidad los principios procesales de contradicción, igualdad, inmediación  y publicidad”, visionado que tampoco se produjo.

En cuanto a las injurias vertidas en la calle “no constan suficientemente acreditadas”, según la sentencia. 

Tampoco en este caso se contó con la declaración del denunciante. La única testigo, por su parte, “no resulta contundente en su declaración, manifestando que los oyó discutir pero que ella iba en moto con el casco y que le pareció escuchar al acusado llamar ‘hijo de puta’ al denunciante”.

En este caso se tratarían de unas injurias leves entre particulares que están destipificadas penalmente, según la sentencia. 

Por estos hechos Iñigo Moreno se enfrentó a una petición de tres años de prisión y una indemnización de 8.000 euros, aunque en el juicio negó los hechos por los que fue acusado.

Este abogado adquirió notoriedad por su denuncia contra el juez Francisco Serrano -ahora diputado de Vox en el Parlamento andaluz- por un delito de prevaricación al cambiar el régimen de visitas de un niño para que pudiese salir en una procesión de Semana Santa. El letrado se encuentra en prisión en cumplimiento de una condena de 21 meses de cárcel por maltrato psicológico habitual a su esposa.

Posteriormente fue condenado por agredir a dos policías y también ha sido objeto de varias denuncias por protagonizar incidentes en los juicios. Su última condena se produjo en junio pasado por llamar “gay” a un compañero durante una vista y decir que el juez “viola la ley con todo el morro”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios