La Catenaria

¿Pueden las bicicletas circular a contramano en Sevilla?

  • Hoy está prohibido, supone multas de 100 a 200 euros y lo practican no pocos ciclistas en el casco antiguo

  • Espadas proyecta autorizarlo en el borrador del Plan de Movilidad Sostenible

Una ciclista a contramano frente a un motorista en Amor de Dios. Una ciclista a contramano frente a un motorista en Amor de Dios.

Una ciclista a contramano frente a un motorista en Amor de Dios. / Juan Carlos Muñoz

Hace cuatro años, en los inicios del primer mandato de Juan Espadas se planteó que las bicicletas pudieran circular en el sentido contrario en ciertas calles del casco histórico de Sevilla compartidas con el tráfico que discurren como verdaderos ejes para moverse de Norte a Sur y de Este a Oeste, que no son vía peatonales y que cuentan con plataforma única (calzada y acera al mismo nivel).

La propuesta partió de A Contramano ante la ausencia de carriles bici en el centro y ante la restricción del paso de bicicletas entre las 10:00 y las 22:00 en una quincena de calles peatonales

La propuesta partió de la asociación ciclista A Contramano ante la ausencia de carriles bici en el distrito más concurrido de la ciudad y ante la restricción del paso de bicicletas entre las 10:00 y las 22:00 en una quincena de calles peatonales, las más concurridas del casco debido al intenso tráfico de peatones. En la mayor parte de ciudades del centro de Europa las bicicletas pueden circular a contrasentido y en París hasta se pueden saltar los semáforos en rojo si miran con antelación que no vengan vehículos, advierte Manuel Calvo, experto en movilidad sostenible y ecología urbana.

Sin embargo, en Sevilla el plan se puso sobre la mesa en la comisión de movilidad de aquellos primeros años de gobierno, pero no llegó a aprobarse ante las airadas quejas de algunos taxistas, con lo que el edil Juan Carlos Cabrera acabó dando marcha atrás.

Dos ciclistas por Amor de Dios, uno en dirección contraria. Dos ciclistas por Amor de Dios, uno en dirección contraria.

Dos ciclistas por Amor de Dios, uno en dirección contraria. / Juan Carlos Muñoz

Así pues, circular en bici a contramano respecto al del resto de los vehículos sigue estando prohibido en Sevilla en el centro y en el resto de los barrios.

Pero en la práctica no son pocos los ciclistas que van en contrasentido en determinadas calles del centro, como Amor de Dios, aunque saben que se exponen a una multa que puede rondar los 100 euros, según ciclistas consultados. Fuentes policiales aseguran que la sanción no sobrepasa en general los 200 euros. Fuera de los tramos urbanos, en el Reglamento de Circulación y la Ley de Tráfico se fija en 500 euros la sanción para cualquier vehículo que circule a contramano, también las bicicletas.

Es posible que la situación actual cambie en los próximos años porque la normativa de movilidad en el centro de la ciudad no es ahora la misma que en 2016, cuando se planteó esta propuesta, y por el Plan Respira de restricción de coches en el centro.

En primer lugar, ha cambiado la limitación de velocidad para los vehículos a motor: ya no pueden rebasar los 30 kilómetros por hora en todo el casco histórico y en algunas calles hay señales que obligan a circular a 20 km/h.

En segundo lugar, otro cambio sustancial que se aplicará antes de 2022 es la restricción del tráfico vehículos motorizados en el centro (Plan Respira) controlada por un sistema de cámaras entre cuyos objetivos está “mejorar la movilidad peatonal y ciclista”. De hecho, según el gobierno local, la propuesta de A Contramano de permitir el paso de bicis a contramano por ciertas calles del centro está incluida en el documento borrador de propuestas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Sevilla que se va a someter a participación ciudadana.

El Casco Histórico es zona 30 y zona 20 desde 2017 

Desde la entidad ciclista A Contramano su vicepresidente Ricardo Marqués lamenta que la prohibición de circular a contramano para las bicis no tiene sentido cuando desde octubre de 2017 todo el centro histórico de Sevilla está declarado como zona 30 de velocidad máxima, y las calles con plataforma única son, por defecto, zona 20 así como las señalizadas expresamente. Así se ha hecho por mandato del PGOU y así lo ha señalizado el Ayuntamiento.

Delimitación de la zona 30 y zona 20 en el casco histórico de Sevilla. Delimitación de la zona 30 y zona 20 en el casco histórico de Sevilla.

Delimitación de la zona 30 y zona 20 en el casco histórico de Sevilla. / Departamento de Infografía

A Contramano reitera que si los coches tienen que circular a 30 km/h o a 20 km/h por el centro no hay motivo para dejar de autorizar la circulación de bicis en contrasentido en calles como Reyes Católicos y San Pablo o Amor de Dios que son claves, por citar algunos ejemplos de la propuesta.

Marqués recalca que “pocos conductores saben que en las calles con limitación de velocidad a 30 km/h deben acompasar su marcha a la de los ciclistas” y que así lo estipula el artículo 46 de la vigente Ordenanza de Circulación. “Este desconocimiento provoca continuas situaciones de tensión entre ciclistas y conductores de vehículos a motor, que tratan de adelantar a los ciclistas con no demasiadas buenas maneras, comportamiento”, lamenta el vicepresidente de la entidad ciclista.

La ignorancia de los conductores de vehículos a motor se extiende a las calles con 20 km/h de velocidad máxima. “Pocos conductores saben que en las calles de plataforma única y en las ‘zonas 20’ en general no sólo deben ceder la prioridad a los peatones, sino también a los ciclistas”. Así lo estipula el artículo 35 de la vigente Ordenanza de Circulación de Sevilla. “Este desconocimiento por parte de los conductores lleva a continuas situaciones de avasallamiento de los ciclistas por parte de los vehículos a motor, mucho mas potentes y que, ante dicho desconocimiento, tienden imponer su ley”, se queja Marqués.

La propuesta de A Contramano

En la propuesta, A Contramano expone que la calle Reyes Católicos tiene anchura suficiente para permitir colocar en la calzada un carril bici bi-direccional que la potencie como acceso y como entrada de los ciclistas hacia la Plaza de la Magdalena, en el espacio que ahora ocupa la estación de Sevici.

Los ejes que plantean para facilitar la circulación de los ciclistas en el casco histórico son estos itinerarios norte-sur y este-oeste:

• Eje Alameda-Puerta de Jerez: Alameda de Hércules, Campana (este punto se tendría que replantear porque está prohibido el paso de bicis por esta calle comercial), Plaza de la Magdalena, Plaza Nueva y Puerta de Jerez.

• Eje Puerta Osario-San Laureano: Puerta Osario, Plaza de Ponce de León, Santa Catalina, Plaza de San Pedro, Encarnación, Campana, Plaza del Duque, Plaza de El Museo, Puerta Real y Plaza de San Laureano.

• Eje Macarena - Puerta de Jerez: Arco de la Macarena, Plaza del Pumarejo, Plaza de Santa Marina, Plaza de San Marcos, Santa Catalina, Plaza del Cristo de Burgos, Plaza de la Alfalfa, Plaza del Pan, Plaza de El Salvador, Plaza de San Francisco, Puerta de Jerez.

La esperanza para los ciclistas

A nivel nacional la legislación de tráfico no fomenta precisamente que las bicis circulen a contramano, pero sí abre la puerta a que se puedan hacer excepciones y fijar otro sentido de circulación por motivos de seguridad, fluidez del tráfico o razones medioambientales.

“Cuando razones de seguridad o fluidez de la circulación lo aconsejen, o por motivos medioambientales, se podrá ordenar por la autoridad competente otro sentido de circulación, la prohibición total o parcial de acceso a partes de la vía, bien con carácter general o para determinados vehículos, el cierre de determinadas vías, el seguimiento obligatorio de itinerarios concretos, o la utilización de arcenes o carriles en sentido opuesto al normalmente previsto”.

Así lo dice el artículo 18 sobre supuestos especiales del sentido de circulación y restricciones del Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Otro motivo para esperanza que tienen los ciclistas es que la DGT está redactando un nuevo Reglamento de Circulación que parece que será más favorable a los medios de trasporte sostenibles como la bici, según el experto Manuel Calvo.

La propuesta para que las bicis puedan circular en los dos sentidos, también a contramano, persigue “que la bici sea, en la medida de lo posible, una alternativa válida y ventajosa al tráfico motorizado en el casco histórico de Sevilla” y facilitar a los ciclista los desplazamientos Este-Oeste y Norte-Sur en el centro, concluye Ricardo Marqués.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios