Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Juano Azagra | Guitarrista y cantante de All La Glory "Parte de nuestra evolución también ha sido cantar en nuestro idioma"

  • La banda sevillana presenta este viernes en directo su tercer álbum, 'Disco fantasma', un exquisito catálogo de influencias ochenteras cantadas, por primera vez, en español

Juano Azagra, de All La Glory, momentos antes de esta entrevista. Juano Azagra, de All La Glory, momentos antes de esta entrevista.

Juano Azagra, de All La Glory, momentos antes de esta entrevista. / José Ángel García

Veteranos curtidos en el cancionero propio y ajeno -sus reencarnaciones como Los Quiero o Los Mixtolovers revolucionan cualquier sarao-, el grupo sevillano All La Glory nos había deslumbrado ya con discos como aquel homónimo debut en 2012 y, sobre todo, con el robusto Everybody’s Breaking Everybody’s Heart (2016). A finales del pasado año pusieron en circulación Disco fantasma (Happy Place Records), álbum en el que abandonan el inglés para abrazar el español y las influencias ochenteras, un título que este viernes presentan en directo en su ciudad. Y ojo, porque es bien sabido que el directo del quinteto -Juano Azagra (guitarra y voz), Pilar Angulo (teclados y voz), Israel Diezma (guitarra), Fran Pedrosa (bajo) y Manolo Martínez (batería)- está justo a la altura del repertorio: ambos resultan impecables e implacables.

-Disco fantasma se muestra como un álbum cargado de referentes sonoros familiares, con la new wave de los 80 a la cabeza...

-La verdad es que cuando empecé a componer para este disco lo hice pensando un poco más en un ambiente cinematográfico que musical. Es cierto que parece que cada disco de All La Glory tira hacia una década: el primero es más americana de los 2000, el segundo más noventero y power-pop... Y éste es mucho más ochentero, más The Cure, más The Church... Pero, al mismo tiempo, lo que tenía en mente eran las pelis de miedo esa época que veía de chico, con esas bandas sonoras tipo John Carpenter, que tenían incluso un punto hortera, pero que hoy en día son para mí algo muy cool con todos esos arreglos de sintes, que tienen una presencia muy importante en este disco.

-Ahí ha jugado su papel el músico finlandés, afincado en Sevilla, Tero Heikkinen, integrante de Kindata...

-Sí, fue idea de Jordi Gil, con quien hemos repetido en la producción y que, como siempre, ha tenido un gran peso en la grabación. Jordi también produjo el disco de Kindata y nos lo sugirió, porque Tero es un fuera de serie con los sintetizadores. Yo siempre grabo líneas de teclados en mis demos, pero soy más guitarrista que teclista, y Tero controla muchísimo. Jordi tenía muy claro qué tipo de sintetizadores quería que sonasen y nosotros confiamos en él. Y la verdad es que metió unos arreglos muy chulos.

-¿Les acompaña en el directo?

-Bueno, hemos hecho algunos bolos con él, cuando vemos que se puede. Pero en el concierto de Malandar, desgraciadamente, no va a poder estar.

-Es curiosa la evocación de las películas de terror ochenteras, porque la puesta de largo de Disco fantasma fue el videoclip de La noche silenciosa, que de algún modo remite a ese universo.

-El vídeo lo dirigió Joaquín Aneri, de Happy Place Records, y quedó muy bien. Es un rollo como de Jim Jarmusch... Me recuerda a Sólo los amantes sobreviven. Incluso por la iluminación, también a Dario Argento.

-Y aparecen ilustres veteranos de la escena musical local haciendo de vampiros, como Pepe Benavides, de Fun Club, y el músico Andy Jarman. ¿Les costó convencerlos?

-No, no qué va, para nada... De hecho, Pepe estuvo durante todo el rodaje, incluso cuando no participaba, porque le encantaba estar allí. También era la primera vez que yo vivía el hecho de hacer un videoclip así, con medios y tan bien planificado. Es muy entretenido y se aprende mucho.

Videoclip de 'La noche silenciosa', de All La Glory.

-Ese primer avance también constató lo que ya habían anunciado: que tras dos discos en inglés, se pasaban al español. ¿Por qué?

-La noche silenciosa llevaba ya tiempo grabada como demo, pero no tenía claro si quería que fuese para All La Glory. Cuando empezamos con el grupo lo hicimos sin muchas pretensiones, con muchas ganas de tocar, eso sí, y los primeros discos salieron así, en inglés. Pero después todo fue evolucionando y parte de nuestra evolución también ha sido cantar en nuestro idioma, porque transmites más, es más honesto. Además, nos apetecía no repetirnos, explorar nuevas vías y echarle más cuenta a las letras. Fran Pedrosa ya tenía experiencia escribiendo en español con Pinocho Detective, y yo había hecho un disco en castellano con Los Bombones. Y Pilar, con ayuda de Sebastián Orellana, de La BIG Rabia, estaba también dispuesta a trabajar en ese sentido.

-Es entonces un disco de letras cruzadas...

-Sí. Con Fran he hecho muchos de los textos. Pilar y Sebas, por su parte, también. Y Fran, Pilar y yo. Con Chencho [Fernández] hice la letra de Tiempo Record. Así que, en cuestión de letras, es un disco que se ha puesto en pie de manera que todo el mundo opinaba sobre lo que iba saliendo y aportaba algo.

-¿Pesó en el cambio de idioma la oportunidad de llegar a más público?

-Sí, claro. Salta a la vista que en el panorama nacional de música independiente casi todo el mundo canta en castellano. Aunque eso luego no tiene por qué traducirse en más conciertos, o en que vayas a ganar más pasta, sí es cierto que transmites, que comunicas más. Cuando los del grupo escucharon la demo les gustó mucho. Y vieron que era un campo que se podía explorar.

-También llama la atención la mayor presencia vocal de Pilar, que ya se dejaba notar en los directos: de hacer coros pasa a cantar dos canciones. ¡Y qué canciones!

-Es que Pilar siempre ha sido un... ¡un pilar! ¡Jajajá! Sí, ha sido un pilar importante en el grupo. Tiene mucho talento vocal y mucha presencia escénica, y eso era algo que había que aprovechar. Teníamos un poco en mente a Roxette, la idea de hacer un dúo chico-chica cantando no sólo coros, sino voz principal. Canta dos canciones, Atacama y Baile en la oscuridad. Y puede que en el próximo trabajo incluso cante más. Ésa es la idea.

-En Disco fantasma hay canciones, como Mañana nunca llega, que muestran el gusto del grupo por el detalle, algo que siempre había estado presente en la música de All La Glory, pero que aquí alcanza un nivel apabullante.

-A mí, particularmente, es la canción que más me gusta del disco y cómo ha quedado la producción. Es una línea de bajo continuo y tres acordes, pero con muchos detalles. Va cogiendo unas dinámicas muy interesantes. Creo que llama la atención porque es algo que no habíamos hecho antes: no es americana, ni power-pop, ni new wave ochentera, sino que parece otro camino, un experimento que ha salido bien.

'Mañana nunca llega', de All La Glory (Lyrics video).

-Hay más experimentos. Por ejemplo, la enrevesada estructura de La noche silenciosa...

-Sí, es cierto, tiene una estructura muy rara: tres estrofas y luego dos estribillos. Pero bueno, lo que cuenta esa canción es una historia de amor vampírico y cada estrofa te va poniendo en situación. Vi en mi cabeza que tenía sentido, aunque no sea para nada la estructura canónica de estrofa, estribillo y puente.

-De algún modo, escuchando Disco fantasma uno tiene la sensación de estar asistiendo a un desfile de sencillos, uno tras otro...

-Jajaja... Pues está feo que yo lo diga, pero es verdad. No hay temas de relleno, fuimos al estudio con dieciséis y se han quedado fuera algunos que molan mucho, pero ha quedado algo muy redondo: Roma, Atacama, Mañana nunca llega, Hoy igual que ayer, Tiempo Record...

-¿Cuánto de eso sale de manera natural y cuánto hay de trabajo?

-Creo que influye que llevamos mucho tiempo tocando juntos, y no sólo en All La Glory, también haciendo versiones con Los Quiero y con Los Mixtolovers, así que Isra y yo tenemos tela de repertorio detrás, de Neil Young a Abba, pues como 150 canciones. Eso son herramientas que permiten que en el local de ensayo la comunión sea casi telepática. Va todo muy fluido. Y, aparte, nadie impone nunca nada porque sale así, fluido, muy natural.

-Hay una canción en este disco, Tiempo Record, particularmente emotiva: por lo que tiene de personal en su caso y de colectivo en el de todos los clientes de Record Sevilla, la tienda de discos que su padre puso en pie...

-Cuando empecé a hacer la letra con Chencho tenía una lista de cosas: "abro los ojos siempre a las diez" como metáfora de abrir las persianas cada mañana; la referencia a las luces de neón, que han estado en todos los Record Sevilla; "música nueva" en alusión a la tienda Nueva Música; el Siglo de Plástico, que fue otra de las tiendas de mi padre; "el tiempo dura una revolución", que es el giro del vinillo a 33 o 45 rpm... Toda la canción está llena de referencias a la tienda.

-¿Se ha cansado alguna vez de trabajar allí?

-No, la verdad. Algunas veces tienes más ganas de ir y otras ninguna, pero no cambiaría ese trabajo por otro aparte del de músico. Es mi casa.

Juano Azagra. Juano Azagra.

Juano Azagra. / José Ángel García

-Resultan particularmente divertidas las anécdotas ocurridas allí y que cuenta en redes sociales ¿Escribirá algún día el libro prometido?

-Sí, sí... Sigo recopilándolas, claro. La última fue de un cliente que preguntó si de verdad volaba el hoverboard de Regreso al futuro, hecho de gomaespuma, que tenemos de decoración. Me dije para mí mismo, "piensa, McFly".

-El vinilo ha sido la única opción de formato físico para Disco fantasma. ¿Descartan definitivamente el CD?

-Ahora mismo sí. Ya veremos cómo funciona, pero incluso en los directos se venden pocos CDs y muchos más vinilos. Y como yo soy también un amante del vinilo, pues quería mi disco en vinilo.

-Álvaro Suite, otro de los colaboradores en el álbum, me comentaba recientemente cómo ha cambiado la actitud profesional de las bandas sevillanas: todas se inclinan ahora por hacerlo todo bien alejándose del amateurismo de antaño.

-Coincido con él. Antes era todo un rollo más amateur. Simplemente, no nos importaba. Los Bombones ya éramos detallistas, pero tampoco nos currábamos los detalles hasta este punto. Cuando estuve viviendo en Granada, donde ya había un ambiente mucho más profesional, vi que allí los grupos trabajaban mucho más, que cuidaban mucho más el sonido, los detalles, los arreglos. Pero cuando volví a Sevilla comprobé que ya había grupos trabajando en esa línea, como la Milkyway Express. He visto una evolución sustancial en el músico sevillano. Aparte de tener talento y de componer bien, tienes que currarte bien los arreglos, los directos, tus ensayos, las grabaciones, el sonido...

-Lo curioso es que no sólo sucede con músicos de largo recorrido, sino también con gente que prácticamente acaba de llegar. Ocurre, por ejemplo, con Adiós Amores, el grupo que va a ejercer de telonero en esta presentación de Disco fantasma, que con sólo dos canciones grabadas ha concitado ya gran atención y entusiasmo...

-Es cierto, es flipante. En mis tiempos con Los Bombones eso no era así, nos comprábamos cuatro litros, nos íbamos al local de ensayo, poníamos el ampli a tope y ni siquiera te preocupabas de tener un equipo muy profesional. Simplemente no lo pensabas, te dejabas llevar. Ahora hay muchas, muchas bandas, y no es que necesariamente se de una competencia, pero es cierto que cuanta más calidad das, más destacas.

-¿Y por qué se decantaron por Adios Amores como grupo telonero?

-Me las puso un día en mi casa Ezequiel Barranco, el diseñador gráfico, y me quedé flipado. Resulta que hablando con mi mánager, Luis Álvarez, me dice "pues he conocido a un grupo con dos chicas que están muy, muy bien", y le pregunté "¿no serán las que tienen una canción que parece de Jeannete?". No recuerdo a quién se le ocurrió la idea de que fueran nuestras teloneras, pero me pareció fantástico tocar con ellas. Creo que es un grupo que va a dar que hablar. Tiene muy buena pinta. Ni las conozco personalmente, pero estoy deseando.

All La Glory presenta en directo Disco fantasma este viernes 14 a las 22:00 en la Sala Malandar (Torneo, 43). Entradas a 10 euros en venta anticipada y 15 euros en taquilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios