Música barroca | Jordi Savall

El triunfo de la sensualidad

  • Alia Vox publica la ‘Judit triunfante’ de Vivaldi que Savall grabó el año pasado en la Philharmonie de París

Jordi Savall y sus conjuntos en una interpretación de Juditha Triumphans (Verona, 16-10-2018) Jordi Savall y sus conjuntos en una interpretación de Juditha Triumphans (Verona, 16-10-2018)

Jordi Savall y sus conjuntos en una interpretación de Juditha Triumphans (Verona, 16-10-2018) / Barbara Rigon

La relación de Antonio Vivaldi con el Ospedale della Pietà ocupa, en distintas formas, casi toda la carrera artística del músico. Como profesor de violín y de viola all’inglese o ejerciendo en la práctica la labor de maestro de coro, cuya principal misión era la composición de música religiosa, Vivaldi colaboró intensamente con uno de los cuatro hospicios para huérfanos que mantenía la república veneciana. La Pietà era exclusiva para niñas, algunas de las cuales (las figlie di coro), recibían una esmeradísima formación musical. Para ellas escribió Vivaldi en 1716 Juditha triumphans, su único oratorio conservado.

Basado en la historia bíblica de Judit, la heroína hebrea que derrotó al ejército asirio por el sumario procedimiento de cortarle la cabeza al general Holofernes después de seducirlo y emborracharlo, la obra, con libreto en latín, tenía un gran significado político en la lucha secular de Venecia contra el imperio otomano.

Juditha Triumphans - Savall Juditha Triumphans - Savall

Juditha Triumphans - Savall

Vivaldi escribió una música de extraordinaria sensualidad y una riqueza tímbrica (clarinetes, viole all’inglese, flautas dulces, mandolina, viola d’amore y hasta un chalumeau cuentan con pasajes solistas) que refleja la variedad de instrumentos a la que tenían acceso las pupilas de la Pietà.

En octubre de 2018, Jordi Savall hizo, con sus conjuntos habituales, una gira de cuatro conciertos con el oratorio vivaldiano, que el día 15 llegó a la Sala Pierre Boulez de la Philharmonie de París, donde se grabó para este álbum de Alia Vox.

Los cinco papeles del oratorio estaban destinados a las jóvenes huérfanas. Aquí los intepretan Marianne Beatte Kielland, Rachel Redmond, Marina de Liso, Lucía Martín-Cartón y Kristin Mulders. Le Concert des Nations cuenta con un espectacular Manfredo Kraemer como concertino y el coro de La Capella Reial de Catalunya es para la ocasión también completamente femenino.

Savall concierta todas las partes a su estilo, es decir, imprimiendo un ritmo de extraordinario dramatismo, que consigue mediante crudos contrastes de tempo y dinámicas y permitiendo a su estupendo elenco de cantantes ornamentar con absoluta libertad. Orquesta y coro brillan con un sonido empastado y de gran riqueza de matices.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios