Curiosidades

El extraño caso de un ciervo con pelos en los ojos

El extraño caso de un ciervo con pelos en los ojos

La imagen que estás viendo es de lo más extraña. En ella se puede ver cómo en el pueblo de Farragut, Tennessee (Estados Unidos), encontraron a un ciervo tropezando por las calles. Pero este ciervo no era como otro animal cualquiera, ya que sus globos oculares estaban recubiertos de una densa mata de pelo hizo que el pueblo entero se estremeciera.

El animal andaba un poco desorientado por la calle debido a la cantidad de cabello que sobresalía de los discos de carne que cubren la córnea (zona transparente que se encuentra entre el iris y la pupila). La coloración del pelo correspondía, además, a la del resto de su cuerpo.

Aunque la imagen puede resultar un tanto desagradable, ha causado la admiración y curiosidad en el campo científico. El animal fue trasladado a un centro veterinario de la zona donde determinaron el caso como "extraño y poco común", siendo identificado como una 

Cuando fue trasladado a un centro veterinario cercano, los médicos que atendieron el caso determinaron que se trataba de una condición poco común, conocida como dermoides corneales

El quiste dermoide es una capa de piel o tejido epidérmico, habitualmente con pelo, en distintas partes del interior del ojo o a su alrededor: en la conjuntiva (quiste dermoide conjuntival), en la córnea (quiste dermoide corneal), en ambas a la vez, o en el borde de los párpados (quiste dermoide palpebral).

ciervo con quiste dermoide ciervo con quiste dermoide

ciervo con quiste dermoide

El quiste dermoide suele detectarse por la aparición de pelos dentro del ojo. Aunque es una patología poco común, algunas razas de perros como el bulldog francés es más frecuente. 

El caso del ciervo fue documentado

El caso del ciervo enfermo llegó a oídos de la National Deer Asociation, que se encargó de documentar todo el proceso. Según dijo Sterling Daniels, biólogo de vida silvestre de la Agencia de Recursos de Vida Silvestre de Tennessee (TWRA), el animal apenas podría distinguir sombras:

” [El ciervo] tal vez podría distinguir el día de la oscuridad, pero no creo que pudiera ver hacia dónde se dirigía. Lo compararía con cubrirse los ojos con una toalla. Se podía distinguir el día de la noche, pero eso es todo”.

Según cuenta la revista Muy interesante, después de ser analizado, los veterinarios determinaron que dio positivo por enfermedad hemorrágica epizoótica (EHD), que puede causar fiebre e inflamación severa de los tejidos. Esto explica por qué se le encontró desorientado en las calles de Farragut.

Los veterinarios suponen que la enfermedad se desarrolló cuando el animal todavía estaba en el útero de su madre, asegura la Dra. Nicole Nemeth, profesora asociada en el Departamento de Patología de la Unidad de Estudio Cooperativo de Enfermedades de la Vida Silvestre del Sureste (SCWDS).

En lugar de convertirse un globo ocular funcional, formó folículos pilosos y piel, que le impiden ver y operar normalmente. Debajo del pelo, según los análisis realizados, el órgano está bien. Nemeth supone que los pelos crecieron gradualmente, ya que el animal ya era adulto. Sin embargo, más allá de eso, les resultó como una condición inexplicable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios