Cómo detectar el sobrepeso

¿Mi mascota está gorda?

  • Una de cada dos mascotas tiene sobrepeso

  • El 68% de personas que conviven con sus felinos no saben que tienen sobrepeso

¿Mi mascota está gorda? ¿Mi mascota está gorda?

¿Mi mascota está gorda? / Pixabay

Seguro que muchos de vosotros os habéis planteado en más de una ocasión esta pregunta: ¿mi mascota está gorda?. Estamos acostumbrados a ver vídeos de animales con un peso mucho más elevado del que debería y nos hace gracia, pero tenemos que concienciarnos que tener kilos de más es perjudicial tanto para las personas como para nuestras mascotas. 

Puede que la tuya solo coma el pienso que le das pero, ¿es el adecuado? ¿no le das las sobras de tu comida? ¿no le das pan o alguna chuche que sabes que le encanta porque te mira con ojitos de cordero degollado? (que por cierto, ¿quién sería la persona que se la inventaría? es un poco sádica, ¿no?) 

gato gordo gato gordo

gato gordo / gato

Estos problemas impiden que tu mascota pueda tener una vida feliz: correr por el parque, no asfixiarse cuando da un paseo largo o que no pueda acicalarse fácilmente pueden indicar que tu mascota tiene un problema. Hay estudios que ponen de manifiesto que la incidencia de la obesidad en los animales de compañía está aumentando considerablemente. Los veterinarios están más preocupados que los propios dueños porque muchos de ellos no saben ni cuánto pesa su mascota o bien no se dan cuenta de que, a pesar del número que aparezca en la báscula, su amigo puede tener un problema. 

Signos de sobrepeso

  1. El collar le aprieta demasiado. Este puede ser el primer signo que veas. Cada animal tiene un tamaño de collar según su tamaño y peso. Si al tuyo le empieza a apretar... ¡algo malo puede pasar!
  2. No le notas las costillas fácilmente. Esto es algo evidente...aunque tengas un Sharpei que está lleno de pliegues debes sentir sus costillas en el cuerpo. Una cosa es tener mucha piel y otra muy distinta es tener mucha grasa. ¡Contrólalo!
  3. Está estreñido. Una dieta poco saludable y con mucha grasa (además de no hacer ejercicio diario) puede causar estreñimiento. 
  4.  Le cuesta levantarse o tumbarse. Esta acción tan cotidiana puede ser otro de los signos de sobrepeso. Si tu mascota no se levanta o se tumba a la primera deberías mirárselo bien, ya que los problemas de movilidad son a menudo un signo del aumento excesivo de peso. 
  5. Jadea más de lo habitual. Si por ejemplo tu perro va al parque y se pone a jugar con otros perros, es totalmente normal que jadee, pero si simplemente lo sacas a pasear y al llegar a casa tiene la lengua fuera, puede suponer un problema. 

Tenemos que tener en cuenta que cada mascota es un mundo y los perros son mucho más expresivos que los gatos si les pasa algo. Quizá tu gato tiene alguna dificultad para hacer algo y lo único que transmite es que está tranquilo en su sofá sin moverse. 

Si al leer este artículo has visto a tu mascota identificada, pide cita en tu veterinario, ya que estos problemas pueden desencadenar diabetes, enfermedades cardiacas, trastornos digestivos y una disminución de la esperanza de vida. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios