Mundo

Bill Clinton vuelve a la política activa con un viaje sorpresa a Pyongyang

  • El ex presidente se reúne con Kim Jong-Il y consigue la liberación de las dos periodistas de EEUU condenadas a trabajos forzados · El ex mandatario tuvo que pedir "disculpas" al dictador

Corea del Norte perdonó anoche a Laura Ling y Euna Lee, las dos periodistas estadounidenses detenidas en Corea del Norte, después de que el ex presidente de EEUU Bill Clinton viajara a la península norcoreana para gestionar su liberación, según medios surcoreanos citados en EEUU.

Las dos mujeres recibieron el perdón del líder comunista norcoreano Kim Jong-il después de que el ex mandatario norteamericano expresara "su más sincera disculpa por los actos hostiles cometidos por las comunicadoras contra Corea del Norte después de haber entrado al país ilegalmente", según la agencia oficial KCNA.

Clinton se reunió ayer con el líder norcoreano Kim Jong-Il durante una histórica visita a Pyongyang para negociar la liberación de las dos periodistas, que estaban condenadas a 12 años de trabajos forzados.

Según informaron medios estatales norcoreanos, Clinton fue recibido en el aeropuerto Sunan de Pyongyang por el vicepresidente del Presidium de la Asamblea Popular Suprema de Corea del Norte, Yang Hyong-sop, y el viceministro de Exteriores, Kim Kye-gwan, quien encabeza además la delegación norcoreana en el diálogo nuclear.

Las imágenes de televisión mostraron cómo una niña norcoreana entregaba en el aeropuerto un ramo de flores a Clinton, pero los medios norcoreanos no han informado del motivo ni de la agenda del viaje del ex mandatario norteamericano al país comunista.

Las dos reporteras fueron detenidas el 17 de marzo en la frontera de Corea del Norte con China mientras grababan imágenes para un documental sobre el tráfico de mujeres refugiadas norcoreanas. Tras un juicio desarrollado en Pyongyang, el tribunal norcoreano las condenó en junio a doce años de trabajos forzados por entrada ilegal en su territorio.

Bill Clinton es el segundo ex mandatario estadounidense que viaja al país comunista con una misión de mediación tras la visita realizada en 1994 por Jimmy Carter durante la primera crisis nuclear. En aquel viaje Carter se entrevistó con el entonces jefe del Estado y fundador del país comunista, Kim Il-Sung, y logró reabrir el diálogo sobre el contencioso nuclear norcoreano.

Según fuentes diplomáticas citadas por el diario surcoreano Chosun Ilbo, ningún funcionario del Gobierno de Washington forma parte de la delegación de Clinton. El Gobierno de Estados Unidos mantuvo en todo momento la intención de resaltar que se trata de un viaje de carácter privado para liberar a las periodistas sin relación con el proceso nuclear, cuyas negociaciones están paralizadas desde hace meses. Sin embargo, analistas surcoreanos resaltaron el peso político de Bill Clinton y el hecho de que su Gobierno trabajó intensamente para mejorar las relaciones con Pyongyang.

Clinton ya había planteado realizar una visita a Corea del Norte durante su mandato para normalizar las relaciones con el régimen estalinista, país considerado como enemigo por Estados Unidos desde el fin de la guerra de Corea en 1953.

Ese viaje no llegó a materializarse aunque sí el de la entonces secretaria de Estado Madeleine Albright, quien en 2000 se convirtió en la primera representante de un Gobierno estadounidense en visitar Pyongyang desde la firma del armisticio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios