Mundo

Irán descarta entrar en guerra o negociar otra vez con Estados Unidos

  • El líder supremo Ali Jamenei critica el "cinismo" de la Administración de Donald Trump al plantearle al país persa un nuevo diálogo después de introducir sanciones económicas

Irán descarta entrar en guerra o negociar otra vez con Estados Unidos Irán descarta entrar en guerra o negociar otra vez con Estados Unidos

Irán descarta entrar en guerra o negociar otra vez con Estados Unidos / efe

El líder supremo de Irán, Ali Jamenei, aseguró que "no habrá ni guerra ni negociaciones con Estados Unidos" en respuesta a las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, de dialogar para llegar a un nuevo acuerdo después de salir del convenio nuclear e introducir sanciones económicas contra el país persa.

El ayatolá criticó "el cinismo" de Washington, ya que, "además de las sanciones, hablan de guerra y de negociaciones". "Permítanme dirigirme a la población sobre el asunto en pocas palabras: no habrá guerra ni negociaremos con Estados Unidos. Ésta es la esencia de la palabra que todo el pueblo iraní debe saber", afirmó Jamenei en un discurso.

No permitiremos que los países extranjeros se inmiscuyan en nuestros asuntos internos"

El presidente iraní, Hasan Rohani, descartó recientemente cualquier diálogo con EEUU, pero empleó en una ocasión amenazas de corte bélico contra Washington, llegando a advertir de que un conflicto con Irán sería "la madre de todas las guerras".

Después de retirarse en mayo del pacto nuclear multilateral de 2015 e imponer sanciones contra Irán, Trump se mostró la semana pasada "abierto" a un nuevo acuerdo con Teherán que incluyera "su programa de misiles balísticos y su apoyo al terrorismo".

Estas exigencias llegaron después de que con anterioridad afirmara estar dispuesto a dialogar con Irán "sin condiciones previas", lo que despertó rumores sobre un posible encuentro entre responsables iraníes y estadounidenses al margen de la Asamblea General de la ONU de septiembre.

También denunció Jamenei los intentos extranjeros de limitar sus programas balísticos: "Irán nunca permitirá que los países extranjeros se inmiscuyan en nuestros asuntos internos", alertó.

Los programas iraníes de misiles, junto a su influencia en la región, fueron una de las razones esgrimidas por Trump para retirar a su país del acuerdo nuclear de 2015, firmado también por Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania.

Las autoridades de Irán aseguran que sus misiles sólo tienen carácter defensivo y disuasorio y se niegan a negociar sobre este delicado asunto, ni siquiera presionadas por las sanciones.

La primera ronda de las sanciones económicas de EEUU entró en vigor el 7 de agosto y estará seguida de otra el próximo noviembre, que penalizará al sector energético, fuente vital de ingresos de Irán. A estas presiones también se refirió Jamenei en su discurso, pero para afirmar que no son determinantes en la crisis económica que atraviesa el país.

El líder supremo achacó la actual crisis a "factores internos" como "la mala gestión gubernamental" y "la negligencia", en un claro toque de atención al Gobierno de Rohani.

A su juicio, las sanciones pueden "jugar un papel", pero "si se toman medidas eficientes y rápidas no tendrán mucho efecto". La moneda nacional, el rial, ha perdido más de la mitad de su valor respecto al dólar desde el pasado mes de abril y las medidas adoptadas por las autoridades hasta el momento no han logrado aliviar la crisis.

un misil frente a las presiones.Irán respondió a las presiones de limitar su programa balístico con la presentación de un nuevo misil de corto alcance, informó el ministro de Defensa, Amir Hatami -en la imagen-. El programa balístico iraní es muy controvertido, pues Israel teme sus obuses de medio recorrido, que con un alcance de 2.000 kilómetros podría llegar a cualquier punto del territorio israelí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios