Conflicto en Oriente Medio

Tranquilidad en la base española en Iraq tras los ataques de la madrugada

  • España tiene unos 550 militares destacados en la base Gran Capitán de Besmayah, a unos 30 kilómetros al sureste de Bagdad

Militares españoles partiendo el pasado mes de noviembre hacia la base Gran Capitán de Besmayah desde el aeropuerto de Vitoria. Militares españoles partiendo el pasado mes de noviembre hacia la base Gran Capitán de Besmayah desde el aeropuerto de Vitoria.

Militares españoles partiendo el pasado mes de noviembre hacia la base Gran Capitán de Besmayah desde el aeropuerto de Vitoria. / Efe

Ningún miembro del contingente español desplegado en Iraq ha sufrido daños tras los ataques de anoche sobre bases de la coalición internacional contra el Dáesh amparada por la ONU, ha confirmado este miércoles el Ministerio de Defensa, que ha asegurado que los militares españoles están "tranquilos".

Defensa ha explicado que las bases que han sufrido los impactos no contaban con personal perteneciente al contingente español y ha destacado la "normalidad" en la base de Besmayah, donde se encuentran las tropas españolas.

Más de una decena de misiles balísticos han impactado en las últimas horas en dos bases aéreas que albergan tropas estadounidenses en Iraq y, según el Pentágono, está claro que los cohetes "se lanzaron desde Irán".

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, que está en contacto permanente con el contingente desplegado en Iraq, ha constatado que los militares españoles están "tranquilos".

España tiene unos 550 militares destacados en la base Gran Capitán de Besmayah, a unos 30 kilómetros al sureste de Bagdad, más otros tres en la capital del país.

En Bagdad se encontraban desplegados trece militares españoles como parte de la operación de la OTAN en Iraq, pero diez han sido trasladados a Kuwait después de que la organización internacional haya decidido "reposicionar" temporalmente a parte de su personal en Iraq a diferentes localizaciones dentro y fuera del país.

Con esta medida preventiva, la OTAN trata de proteger a su personal por la escalada de la tensión tras el ataque estadounidense que mató al general iraní Qasem Soleimaní en Bagdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios