Grecia

La justicia griega considera a Amanecer Dorado una organización criminal

Magda Fyssas, madre del rapero asesinado Pavlos Fyssas, celebra la decisión del Tribunal de Apelaciones de Atenas. Magda Fyssas, madre del rapero asesinado Pavlos Fyssas, celebra la decisión del Tribunal de Apelaciones de Atenas.

Magda Fyssas, madre del rapero asesinado Pavlos Fyssas, celebra la decisión del Tribunal de Apelaciones de Atenas. / EFE

El Tribunal de Apelaciones de Atenas ha declarado este miércoles de forma unánime a la cúpula de Amanecer Dorado, incluido su líder, Nikolaos Mijaloliakos, culpable de dirigir una organización criminal. Se trata de una decisión que hace historia en Grecia y en el movimiento antifascista, al entender que los crímenes cometidos por los miembros y militantes del que llegó a ser tercera fuerza política del país fueron órdenes de una organización con estructura criminal.

Mijaloliakos y otros seis líderes de Amanecer Dorado fueron declarados culpables de dirección de banda criminal, mientras otras dieciocho personas, la mayoría de ellas exdiputados, lo fueron de pertenencia a dicha organización criminal. Además, Mijaloliakos y los exdiputados de Amanecer Dorado Yannis Lagós e Ilias Kasidiaris fueron declarados culpables por posesión de armas.

Tan sólo diez de los 68 acusados estuvieron presente en la sala para escuchar la sentencia. Entre ellos no se encontraba ninguno de sus líderes. En el momento en el que se hizo pública la decisión, miles de personas aplaudieron y vitorearon la decisión del Tribunal, en una manifestación multitudinaria frente a la Sala, que según la Policía ha atraído de momento a alrededor de 20.000 personas.

Poco después, un pequeño grupo de manifestantes lanzó cócteles molotov y la Policía antidisturbios, que había desplegado unos 2.000 agentes en Atenas con vistas al veredicto, respondió lanzando a la multitud gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y dispersándola con un gran cañón de agua. Mientras, en la sala resonaron los aplausos y se hizo evidente la emoción de la familia del rapero antifascista Pavlos Fyssas, cuyo asesinato en 2013 fue la chispa que llevó a este juicio.

Yorgos Rupakiás, el asesino confeso del rapero y militante de Amanecer Dorado, fue declarado culpable de todos los cargos. Lo mismo otros 18 de los 20 restantes acusados. Los otros dos, se libraron por falta de evidencias. Además, fueron considerados culpables todos los acusados por el intento de asesinato en septiembre de 2012 de varios pescadores egipcios y el ataque en 2013 a un grupo de militantes del sindicato comunista

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios