Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Crítica 'Poveda'

Amigo fuerte de Dios

poveda. Biopic, 2016, España, 110 min. Dirección: Pablo Moreno. Guión: P. Moreno y Pedro Delgado. Fotografía: Rubén Ortega. Música: Óscar Martín. Intérpretes: Raúl Escudero, Elena Furiase, Daniel Gómez, Pablo Viña, Xiqui Rodríguez.

A Juan Manuel de Prada tal vez le alegre saber que, con la que está cayendo en nuestro país, cada día más cerca del infierno marxista o de nuevas y perniciosas formas de corrección política y falsa tolerancia multicultural, todavía se sigan haciendo películas religiosas, cine de valores sobre curas santos o mártires que lucharon por defender la palabra y el legado de Jesucristo en tiempos, si cabe, peores que éste.

Poveda se suma a otros títulos recientes de la misma productora como Un dios prohibido o Bajo un manto de estrellas para glosar, como no podía ser de otra manera, la vida, obra, etapas y milagros del sacerdote y pedagogo jiennense, defensor de la causa de los pobres y las mujeres, fundador de la institución Teresiana, asesinado a los pocos días de comenzar la Guerra Civil, en una fórmula de biopic rancio que tiene como modelo el telefilme de qualité a lo TVE antes que, digamos, las formas austeras y sencillas, éstas sí verdaderamente trascendentales, de un Rossellini.

Así las cosas, con reparto de segunda (¡Elena Furiase!) y un tono didáctico-maniqueo propio de una entrada de Wikipedia, uno no sabe bien si está ante una TV movie de la Forta, ante un capítulo alargado de una serie de sobremesa con banda sonora de sintetizador o ante un viaje al pasado, un pasado muy lejano, en el que el cine aún no tenía demasiado clara su diferencia con el folletín literario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios