ARTES ESCÉNICAS

Cabalgando quimeras con Eugenio Barba

  • El TNT, en su XI edición del Mitin, albergó ayer un multitudinario encuentro del creador Eugenio Barba con los jóvenes del teatro sevillano

Eugenio Barba, ayer en el encuentro que mantuvo Centro TNT. Eugenio Barba, ayer en el encuentro que mantuvo Centro TNT.

Eugenio Barba, ayer en el encuentro que mantuvo Centro TNT. / Juan Carlos Muñoz

Eugenio Barba, ayer en el encuentro que mantuvo en el Centro TNT. Eugenio Barba, ayer en el encuentro que mantuvo en el Centro TNT.

Eugenio Barba, ayer en el encuentro que mantuvo en el Centro TNT. / Juan Carlos Muñoz

Había más de 400 personas, algunas ncluso sentadas en el suelo. Y no, no regalaban nada ni se abrían otros grandes almacenes. Todos, relacionados con el mundo del teatro, o no, habían acudido a un encuentro convocado en la tarde de ayer en el teatro del TNT, el centro de investigación teatral que Ricardo Iniesta (director de la compañía Atalaya) creó hace justamente diez años en el Distrito Norte de la ciudad, a poca distancia de El Vacie.

Acudían a escuchar al Maestro Eugenio Barba (Gallipoli, Italia, 1936), sin duda uno de los más grandes creadores que ha dado el siglo veinte, aunque en Sevilla no se conociera su trabajo hasta que llegó, en 2000, con Mythos.

Tras un encuentro en Polonia con Jerzy Grotowsky, Barba fundó su hoy mítica compañía teatral, el Odin Teatret, en 1964 en Noruega, desde donde se trasladó a Holstebro, una pequeña localidad danesa donde tiene su sede desde hace ya más de 50 años. Medio siglo en el que Barba ha recorrido el mundo intercambiando experiencias, reinventando el concepto de 'trueque' entre personas y colectivos y escribiendo libros de teoría teatral, como El arte secreto del actor, uno de los textos más subrayados por los teatreros, junto al imprescindible Hacia un teatro pobre de Grotowsky.

El director, que apadrinó la inauguración del TNT hace diez años, ha regresado para celebrar su aniversario

Eugenio Barba fue también el fundador, en 1979, de la Ista (la International School of Theatre Anthropology), uno de cuyos encuentros, el de 2004, tuvo lugar en Sevilla, en el Centro Cultural de La Rinconada. Él mismo definió a la Ista como "una universidad ambulante que permite a sus participantes vivir de un modo diferente la práctica teatral, y que no persigue resultados inmediatos sino tender puentes entre práctica y teoría, entre lo clásico y lo contemporáneo, entre los jóvenes y los mayores…".

Sin embargo, no son sus inmensos conocimientos teatrales lo que sigue atrayendo de este hombre vital y exuberante a pesar de sus años que logró encandilar al auditorio. Junto a una auténtica lección sobre algunos principios teatrales, el debate final se centró, entre otros, en su concepto de resistencia, personal y teatral, "en una época en la que dominan, dijo, la indiferencia y la superficialidad".

De esto y de otras cosas habló durante más de dos horas este creador en ruta cuya experiencia vital (ésa que no pueden ofrecer los políticos) lo llevó como emigrante a Noruega desde su Italia natal; dejó que una película (Cenizas y diamantes, de Andrzej Wajda) cambiara su rumbo y, en lugar de apoltronarse en su reino danés, sigue dando vueltas por el mundo, apoyando iniciativas como esta del TNT, cuya inauguración apadrinó él mismo el 17 de octubre de 2008.

Fiel a un teatro que, según muchos, no es más que un arte minoritario que parece siempre a punto de disolverse, deslumbrado por las luces de los teléfonos móviles, Barba sigue luchando contra la impotencia y la resignación. En uno de sus escritos afirma que “… se pueden cabalgar quimeras toda la vida sin vencer nunca, pero sin ser derrotados. Porque lo que se pone en juego hoy en realidad no es cambiar el mundo, sino vivirlo dignamente…”.

Al término del encuentro, al igual que sucediera en la inauguración del TNT, aunque por este espacio han pasado ya 200 compañías y casi mil representaciones, Julia Varley, miembro del Odin Teatret, interpretó El hermano muerto, un espectáculo que es, a la vez, una demostración de su manera de trabajar.

Con él sigue adelante la XI edición de la Muestra Internacional de Teatro de Investigación (Mitin), que se está celebrando en el TNT y que terminará el 4 de noviembre para dejar paso al Cenit. Este año, el Mitin ha logrado reunir a 15 compañías europeas y latinoamericanas, emergentes y de gran experiencia, de teatro y de danza. Enre ellas, la anfitriona Atalaya, que este año celebra su 35 aniversario, inauguró la Muestra con su aplaudida

(también hoy en cartel) y presentará su Marat/Sade mañana día 20.

Al Mitin seguirán el X Certamen de Nuevos Investigadores Teatrales (Cenit), con seis compañías, y la Cita de Innovadores Teatrales Andaluces (Cinta). Buenos motivos todos ellos para acercarse al Teatro TNT.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios