Festival de Itálica El recorrido circular de la danza

  • La exposición ‘Del tiempo y la danza’, del pintor jerezano Juan Carmona Vargas, acoge en la Casa de la Provincia las piezas cortas de Sandra Ortega, Natalia Jiménez y Álvaro Frutos en el ámbito del Festival Internacional de Danza de Itálica

La bailarina y pedagoga Natalia Jiménez en la exposición de Juan Carmona Vargas.

La bailarina y pedagoga Natalia Jiménez en la exposición de Juan Carmona Vargas. / Lolo Vasco

La danza, como casi todas las artes escénicas, está experimentando una libertad que amenaza con eliminar cualquier etiqueta, por no hablar ya de fronteras, únicamente presentes en las concepciones políticas y económicas.

Una de las alianzas más fructíferas desde hace siglos es la que une a la danza con las artes plásticas. Sin salir del ámbito de este artículo, el Festival Internacional de Danza de Itálica que se está celebrando estos días, podemos recordar la aproximación de la bailaora Olga Pericet a algunas imágenes del pintor Ramón Casas, o la unidad estética aportada por José Miguel Pereñíguez al último trabajo del bailaor sevillano Andrés Marín, estrenado hace unos días en el Teatro Romano.

Resulta lógico, por tanto, que de vez en cuando se recorra el camino inverso y sea la danza la que origine un viaje que, al final, acaba siendo siempre circular. Es el caso de Del tiempo y la danza, la exposición del pintor jerezano Juan Carmona Vargas que se muestra en la Casa de la Provincia como actividad paralela del Festival de Itálica.

Atraído en principio por la danza contemporánea, según afirma él mismo, “menos por la belleza de los cuerpos que por ese espacio vacío en el que los bailarines son como sombras que vienen de esa parte secreta de nosotros mismos que la obra de arte ayuda a descubrir”, Carmona no pinta del natural sino a partir de una mediación que es la fotografía.

Al principio -hace ya cuatro años- María González, comisaria de la exposición y directora de un Mes de Danza siempre en vilo en los últimos tiempos, le entregó al pintor una selección de fotos de la citada muestra firmadas por Luis Castilla.

Un corpus, al que luego se añadirían otros fotógrafos y otros géneros dancísticos como el flamenco, que el artista ha plasmado en un conjunto de 58 obras de diferentes técnicas -32 de las cuales se expusieron el pasado año en el Festival de Jerez- visitable ahora en la Casa de la Provincia.

Y para cerrar el círculo “danza-foto-pintura-danza”, el Festival ha programado, dentro de la exposición, tres coreografías cortas (los sábados con dos funciones cada una, a las 12:00 y a las 13:00) inspiradas en uno o varios de los cuadros expuestos de la misma. Una pequeña muestra, coordinada también por María González, que ofrece una ventana a la creación local, aunque no logra suplir el ciclo que en las últimas ediciones venía desarrollándose, con un éxito más que notable, en el Monasterio de San Isidoro del Campo.

El pasado sábado, Sandra Ortega, que ha regresado a Sevilla después de trabajar en las más prestigiosas compañías de danza centroeuropeas, presentó junto al bailarín y coreógrafo francotunecino Seifeddine Manai, S.P.A.C.E., un trabajo inspirado en el cuadro Caída del cielo, inspirado a su vez en la pieza del mismo título de la bailaora Rocío Molina.

Este sábado día 10 de julio será la creadora o escritora escénica -como a ella le gusta definirse- Natalia Jiménez quien, a partir de los cuadros titulados Dedicado a Víctor Zambrana y Dedicado a Luis Castilla, quien, con música de Jon Gibson, intente trasladar al movimiento la materia que da vida a las creaciones pictóricas de Carmona con su pieza Será paisaje.

Jiennense de nacimiento, sus trabajos de investigación en torno al movimiento y a la voz han llevado a Natalia Jiménez a los más prestigiosos centros y escenarios europeos, principalmente de Cataluña, donde ha trabajado durante doce años. Actualmente, además de integrante del Group LaBolsa, es terapeuta, docente y presidenta de la Asociación Andaluza de Danza (PAD).

Álvaro Frutos cerrará el ciclo el próximo sábado día 17 con su pieza 'Jairo'. Álvaro Frutos cerrará el ciclo el próximo sábado día 17 con su pieza 'Jairo'.

Álvaro Frutos cerrará el ciclo el próximo sábado día 17 con su pieza 'Jairo'. / Lolo Vasco

Finalmente, el sábado día 17 será Álvaro Frutos el encargado de cerrar el ciclo con su pieza Jairo. Formado en el Centro Andaluz de Danza y con compañía propia desde 2010, Frutos ha bailado en diversas compañías, como la de Daniel Abreu, y actualmente colabora como pedagogo en el Instituto del Teatro de Barcelona.

Con Jairo, el bailarín pretende elaborar una partitura dinámica que juegue con los dos intereses principales de Juan Carmona como son el aire y la luz. Algo que Frutos ha visto reflejado especialmente en su cuadro Se acabó la caja china.

La entrada para ver las citadas coreografías es gratuita, aunque el aforo, debido a las restricciones actuales, se ha visto reducido a menos de 40 personas. La exposición Del tiempo y la danza podrá ser visitada hasta el 5 de septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios