Sinkovsky & Pianca | Crítica

Excepcional violinista, mediocre cantante

Dmitri Sinkovsky y Luca Pianca actuaron en el ciclo La Europa de Murillo Dmitri Sinkovsky y Luca Pianca actuaron en el ciclo La Europa de Murillo

Dmitri Sinkovsky y Luca Pianca actuaron en el ciclo La Europa de Murillo / D. S.

Popurrí barroco sin demasiado orden ni concierto (y con importantes variaciones respecto a lo anunciado en el programa de mano) para una noche del sábado que los presentes pudieron dar por buena por el extraordinario desempeño de Dmitri Sinkovsky con el violín, faceta en la que ya era conocido en Sevilla.

De técnica apabullante, lo más destacado de sus interpretaciones instrumentales tiene que ver con la sustancia retórica y dramática de su sonido. Sinkovsky hace drama con su virtuosismo, es decir, consigue que las ornamentaciones inverosímiles sean no un simple efecto para deslumbramiento del aficionado bisoño, sino parte esencial de su discurso sonoro.

El siglo XVII es el siglo del violín lírico, y por supuesto que en la Sonata de Castello es el lirismo lo que domina, pero ya en Uccellini, el violinista ruso empieza a usar recursos de arco que potencian el contraste y enfatizan el carácter armónico que el instrumento puede también adoptar. Parte Sinkovsky de una musicalidad impoluta y de un sonido agreste, pleno, carnal, dionisíaco, que hizo de la Sonata de Schmelzer el culmen de su sentido teatral de la música, reforzado en el Vivaldi dedicado a Pisendel con el contraste vibrante entre los tiempos lentos y rápidos.

No es habitual que un solo laúd se encargue del continuo. Pianca, que como solista hizo con cierto edulcoramiento una interesante obra de Pietro Paolo Melli en estilo cromático y con admirable claridad una suite clavecinística de Buxtehude, acompañó aportando una sólida base armónica y puntuales apoyos en el relleno de compases, aunque se echó de menos algo más de color.

Sinkovsky se empeña en cantar de contratenor. A sus problemas con el fiato, el registro grave y la afinación, se une cierta afectación expresiva en el empleo de reguladores, con exagerados pianissimi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios