Antonio Garde (Tudela, 1966)

El sabio conciliador que adelantó los horarios y favoreció el talento andaluz

Antonio Garde en el Teatro de la Maestranza. Antonio Garde en el Teatro de la Maestranza.

Antonio Garde en el Teatro de la Maestranza. / Juan Carlos Vázquez

Desde antes de asumir la gerencia, estando aún en el Ministerio de Cultura, Antonio Garde fue un valedor del Maestranza y de los creadores y festivales andaluces, incluida la Bienal de Flamenco. Por ello es lógico que la gran familia del teatro vaya a añorar el carácter conciliador de este melómano, lector, aficionado al yoga y enamorado de su barrio de adopción, Triana, que intentó sin éxito restaurar las relaciones entre la ROSS de John Axelrod y el Maestranza y sacar adelante el convenio que regulaba sus relaciones.

Garde, que formó parte como subdirector del Inaem de muchos jurados, como el que concedió el Premio Nacional de Danza a la malagueña Rocío Molina (siendo Félix Palomero director general), no ha tenido tiempo de ver saneadas las cuentas del Maestranza pero sí de cambiar su horario y armonizarlo con Europa. Desde esta temporada, salvo los conciertos de la Bienal, todos los espectáculos arrancan a las 20:00.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios