Cultura

Un frío paseo europeo

Accademia del Piacere: Mariví Blasco, soprano; Fahmi Alqhai, Rami Alqhai y Johanna Rose, violas da gamba; Juan Ramón Lara, violone; Javier Núñez, clave; Pedro Estevan, percusión. Director: Fahmi Alqhai. Programa: 'De Sevilla a Europa. Puente de civilizaciones' (obras anónimas y de Peraza, Falconiero, Strozzi, Trabaci, Ferrari, Campra, Lully y Haendel). Lugar: Sala Joaquín Turina. Fecha: Jueves 14 de mayo. Asistentes: Unas 60 personas.

Bien está que empiece a darse uso a la Sala Joaquín Turina, recién recuperada por el Ayuntamiento sevillano, aunque será la corporación que salga de las próximas elecciones la que tenga que tomar decisiones (y muy importantes) al respecto de su futuro. Resultó en cualquier caso un poco desalentador la respuesta de público que tuvo uno de los más prestigiosos conjuntos locales. Y es indudable que la frialdad ambiental afectó al grupo que, en un repertorio que conoce muy bien, se mostró algo más alicaído que de costumbre, sin la pasión, el brío y el brillo de otras veces.

El programa hacía un recorrido por distintas tradiciones europeas, partiendo de algunas glosas sobre música española que, por mor de la repetición de fórmulas, empiezan a sonar a los habituales un tanto gastadas. La parada italiana trajo a la escena a Mariví Blasco en su repertorio favorito. Empezó en cualquier caso su actuación con la voz demasiado baja y no muy bien colocada en una cantata de Barbara Strozzi para la que contó con un singular y sugestivo acompañamiento en pizzicato de las violas. Blasco conoce magníficamente el canto sobre ostinati, y ya en Strozzi y luego en la chacona de Ferrari se creció y supo templar, mandar y dirigir el tempo de una interpretación expresiva y rica en matices.

Muy bella también su (abreviada) canción de El burgués gentilhombre en el contexto de un Lully rítmico, pero algo plano de matices, y correcta esa extraña y no muy lucida cantata española de Haendel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios