Cultura

La polémica llega a Berlín con 'Tropa de élite'

  • La película denuncia la corrupción de la Policía brasileña en lucha contra el narcotráfico

Tropa de élite, la controvertida película brasileña que 11,5 millones de personas vieron pirateada en su país de origen, llevó ayer al Festival de Berlín el debate sobre la guerra entre policías y narcotraficantes en las favelas de Río de Janeiro. Con un alegato a favor de la legalización de las drogas, el director Jose Padilha defendió su trabajo y aseguró que toda la violencia que muestra la película no existiría si las drogas no estuvieran prohibidas.

"Tenemos una Policía muy corrupta, violenta, que mata a gente en las favelas. En Estados Unidos cada año mueren unas 200 personas a manos de la Policía. En Río de Janeiro, unas 1.200", afirmó. "En Río muere más gente al año que desde la última Intifada en Palestina".

"Estamos creando una Policía violenta, entre otras cosas, porque la droga es ilegal en Brasil", expresó. "Las drogas no deberían estar prohibidas en ningún lugar del mundo".

La trama del filme sigue al capitán de la tropa de élite BOPE, especializada en la lucha contra el narcotráfico en las favelas, y a dos jóvenes aspirantes a integrar el cuerpo. El capitán está a punto de ser padre y necesita encontrar un hombre capacitado para hacerse cargo de la peligrosa misión de velar por la seguridad del Papa en su visita a Río en 1997.

La película, que compite por el Oso de Oro, está protagonizada por Wagner Moura, Caio Junqueira y André Ramiro y coproducida por Brasil, Estados Unidos y Argentina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios