MOVILIDAD ¿Dónde dejar bicis y patinetes al utilizar el Metro de Sevilla?

Arquitectura

El puente de Calatrava en Venecia se queda sin inauguración oficial

  • El Ayuntamiento la cancela por las incontables críticas a la obra, las últimas relacionadas con la mala accesibilidad.

El puente diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava y destinado a unir dos islas de Venecia se abrirá al público sin que nadie corte la cinta roja. El Ayuntamiento de la ciudad de los canales ha decidido anular la inauguración oficial en vista de las críticas y polémicas levantadas durante los últimos meses por esta construcción y, sobre todo, por temor a que el boicot de un grupo de vecinos descontentos malograse el gran momento. Al coste, tardanza e imprevistos técnicos se han añadido recientemente los problemas en torno a la difícil accesibilidad para las personas de movilidad reducida, lo que ha provocado duras críticas a la colosal obra.

El puente llamado a convertirse en el cuarto contacto sobre el Canal Grande de Venecia y conocido como Puente Calatrava se abrirá a mediados de septiembre sin hacer ruido. Lo hará de puntillas, sin ceremonia inaugural ni presencia de autoridades, que ceden de esta forma a la presión de los numerosos críticos de la obra, que nació 12 años atrás y ha costado más de lo previsto. De hecho, distintos partidos y asociaciones se quejan de que de los 4,7 millones inicialmente previstos sobre el papel se ha saltado a casi 20 millones de euros.

Además, la parte técnica tampoco quedó exenta de polémica, ya que en enero la estructura se movió un centímetro, pero la gota que ha colmado el vaso han sido los problemas de accesibilidad. El mecanismo para que estas personas o los carricoches puedan atravesar el puente no quedará listo para el día de la inauguración y, como aseguró el director de la revista 'Mobilità', Franco Bromprezzi, quienes tienen problemas de movilidad emplearían un mínimo de 17 minutos en cruzar de un lado a otro, o lo que es lo mismo, de la plaza Roma a la estación de tren.

En este sentido, la campeona paraolímpica italiana Francesa Porcellato rechazó que el presidente italiano, Giorgio Napolitano, cuya presencia era una de las destacadas el próximo 18 de septiembre, inaugurase el puente, al entender que él precisamente "debería ser el primero en tutelar la accesibilidad de todos".

La decisión del Ayuntamiento, según la propia edil de Obras públicas de Venecia, Mara Rumiz, era "inevitable". A su juicio, "no se han respetado los tiempos" para la construcción de la maquinaria que debía transportar a personas con movilidad reducida y, además, "está pendiente el visto bueno del Ministerio de Transporte". "No era probable tener el puente terminado a tiempo, aunque la parte peatonal ya esté acabada", agregó.

El presidente de la Bienal, Paolo Baratta, prefiere destacar las ventajas del Puente Calatrava, ya que el arquitecto, en su opinión, ha sabido realizar una obra "honesta, bella y púdica", además de "útil" para la ciudad. No lo ve así el miembro de Alianza Nacional Raffaele Speranzon, representante de una formación que había organizado una manifestación coincidente con la inauguración y que ahora ve en la decisión de las autoridades "la victoria del sentido común".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios