Por Derecho

Antevíspera

Se trata, en suma, de vivir la pasión de Jesucristo y el dolor de su Madre

La víspera de las vísperas, con la cuaresma ya casi vencida, no es hora de hablar de asuntos como los que nos han ocupado en las semanas anteriores, por importantes que puedan parecer. Hay un tiempo para cada cosa y mañana será Viernes de Dolores. Los clásicos se dividirán entre iglesia de la Magdalena y el convento de la Paz para participar en un rito casi secular, que nos conecta con un pasado menos remoto de lo que creen, pera esencial para su conciencia sevillana porque les evoca una tradición de la que se sienten partícipes; otros, los más, se dispersarán por los barrios para ver las primeras procesiones del año; y a todos nos invadirá el gozo adolescente de lo que está por vivir, ese que se va diluyendo con la vida.

Pero en este jueves de antevíspera quizás quede un momento para el último comentario. No ha sido esta una cuaresma especialmente conflictiva, señal de que las cosas se hacen bien en las dos aceras de la organización. Tal vez por ello se ha dedicado menos espacio que en otros años a hablar de la tramoya del espectáculo, dejando aparte alguna salida de tono y no precisamente de una banda. A todos nos interesa que estén así las cosas porque la fiesta es de todos, nos dicen. Es cierto, respondo, pero sabiendo que la Semana Santa es lo que es y no otra cosa. Por ello en esta víspera de vísperas no está de más recordar su esencia. Lo que vamos a vivir no es sólo ni principalmente una fiesta popular, es una celebración religiosa en la que cada parte ha de ocupar el lugar que le corresponde y mantener su proporción, so pena de desbaratar el conjunto o convertirlo en un vistoso parque temático sin vida. Se trata, en suma, de vivir la Pasión de Jesucristo y el dolor de su Madre, esa tristeza insondable del rostro de la Virgen de las Aguas, y de transmitir el mensaje de amor y de salvación que uno y otro encierran. Todo lo demás es secundario.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios