Análisis

Luis Durán Fernández

Asociado Senior del Dept. Tributario de Garrigues y Experto en Precios de Transferencia y Reestructuraciones Empresariales

Control Tributario y Aduanero ¿En qué pone el foco la Agencia?

El Boletín Oficial del Estado publica las directrices generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2020, con mayor información tanto a nivel nacional como internacional

Oficinas de la Agencia Tributaria.

Oficinas de la Agencia Tributaria. / Efe

EL Boletín Oficial del Estado del pasado 28 de enero publicaba la aprobación de las directrices generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero del ejercicio 2020 (en adelante el PACT). Una visual global del PACT permite identificar dos factores que están transformando (también) la labor de la Administración Tributaria, por un lado, la evolución tecnológica y, por otro, una globalización que se traduce en este caso es una mayor colaboración internacional de las Administraciones o Estados. Dichos factores permiten desarrollar nuevas y más potentes herramientas de control, pero también de colaboración o ayuda al contribuyente en el cumplimiento de sus obligaciones.

Un objetivo estratégico de la Agencia Tributaria es la prevención y lucha contra el fraude. En este sentido se pretenden desarrollar sistemas de control cada vez más eficaces y eficientes, pero también reducir la carga administrativa de los contribuyentes y facilitar herramientas para el cumplimiento voluntario de sus obligaciones.

Las directrices desarrolladas en el PACT identifican distintos pilares o áreas de actuación que intentaremos exponer brevemente a continuación.

Información, asistencia y prevención

Son ya numerosas las iniciativas implementadas por la Agencia Tributaria dentro de su modelo de asistencia al contribuyente, a modo de ejemplo cabe citar en relación con el Impuesto sobre el Valor Añadido:

- El Asistente Virtual en IVA (AVIVA), cuyo desarrollo está previsto que finalice en el primer trimestre de 2020.

- El localizador de entregas de bienes y de prestaciones de servicios.

- El calificador inmobiliario para conocer el tratamiento en IVA y/o en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas en la transmisión de este tipo de activos.

- La calculadora de plazos para la modificación de bases imponibles y otras rectificaciones.

En esta línea el PACT anuncia la puesta en marcha de otras herramientas como el denominado Asistente Censal, que pretende ayudar en el correcto cumplimiento de la declaración censal, cuya puesta en marcha estaría prevista para este primer trimestre. También se anuncia la introducción de mejoras en el servicio de Renta Web, relacionadas con el correcto cálculo de la amortización de inmuebles para la determinación de las rentas del capital inmobiliario.

Adicionalmente, se ofrecerá en 2020 el servicio de ayuda PRE-303 para la cumplimentación de la autoliquidación del IVA (modelo 303). Dicha ayuda estará operativa en 2020 sólo para los contribuyentes inscritos en el registro de devolución mensual que además cumplan determinados requisitos, pero seguramente se extenderá posteriormente a otros contribuyentes.

En materia de prevención el PACT insiste un año más en la necesidad de la depuración de los censos, el propio documento apunta que las personas jurídicas inactivas pueden resultar potencialmente ocultadoras de la verdadera titularidad de bienes y derechos. A este respecto, y como novedad con respecto al ejercicio anterior, se anuncian otras medidas como la creación de una "lista negra" para el control de "incursiones de entidades controladas de manera efectiva por contribuyentes con conductas tributarias reprochables en el pasado, sobre los que se pretende realizar un seguimiento para prevenir posibles incumplimientos tributarios futuros".

Actuaciones de comprobación

El PACT introduce en este epígrafe algunas novedades con respecto a ejercicios anteriores, pero sobre todo pone de manifiesto la intención de la Agencia Tributaria de profundizar en medidas ya iniciadas en ejercicios anteriores.

En cuanto a la relación de los contribuyentes con la Inspección se anuncia que en 2020 adquirirá protagonismo un nuevo sistema informático. Dicho sistema incluiría conexiones por video y se espera que permita el desarrollo de determinadas actuaciones sin necesidad de acudir a las oficinas de la administración.

En relación con el objeto prioritario de las actuaciones de comprobación, el PACT indica que en 2020 se pondrá en marcha "un nuevo sistema automatizado de análisis de riesgos en precios de transferencia basado en todo el conjunto de información disponible sobre operaciones vinculadas con el que actualmente cuenta la Administración Tributaria, haciendo un uso efectivo de la información a disposición de la Inspección como consecuencia del proyecto BEPS tanto en el ámbito de la OCDE como en el de la Unión Europea". Adicionalmente el PACT 2020 cita, entre otras, las siguientes novedades en relación con el objeto de las actuaciones de comprobación:

- La preparación de un plan especial de comprobación de aquellos contribuyentes que hayan acreditado reiteradamente bases imponibles pendientes de compensar o deducciones pendientes de aplicar en el Impuesto sobre Sociedades.

- Se intensificará las revisiones de las situaciones de "falsos autónomos", en su derivada tanto de IVA como de IRPF.

- Igualmente se anuncia una especial revisión de las rentas obtenidas por artistas y deportistas no residentes que actúen en territorio español.

El PACT de 2020 mantiene en sus líneas de actuación la atención singular a grupos multinacionales, grandes empresas y grupos fiscales, citando entre otras las siguientes áreas:

- La aplicación de las medidas de los tratados fiscales para prevenir la erosión de bases imponibles y el traslado de beneficios.

- El cumplimiento de las obligaciones de documentación en materia de precios de transferencia (destacando aquellos casos de reestructuraciones empresariales, cesión de intangibles, servicios intragrupo o la existencia de pérdidas reiteradas).

- La detección de establecimientos permanentes no declarados.

Control de fraude en fase recaudatoria 

En relación con estas últimas áreas de actuación se mantiene como objetivo la puesta en marcha de un mecanismo de cooperación entre distintas Administraciones Públicas, denominado Punto Neutro, que permita la compensación de las deudas de la Administración (no sólo las de naturaleza tributaria) con las diligencias de embargo frente a determinados deudores.

Asimismo, se pretende intensificar en 2020 el intercambio de información con las Administraciones Autonómicas con la finalidad de identificar y embargar créditos a favor del contribuyente que sea deudor de la Administración Tributaria. A este respecto, la Administración Tributaria quiere recopilar información sobre operaciones de constitución de rentas vitalicias, operaciones por las que se atribuyan bienes o derechos por parte de sociedades a socios, e incluso en relación con la constitución de préstamos entre particulares.

Como indicábamos inicialmente la Administración Tributaria evoluciona en sus medios y en su capacidad de recopilar y analizar información de origen nacional e internacional.

Ante esta realidad resulta relevante que los contribuyentes conozcan las herramientas disponibles para el cumplimiento voluntario de sus obligaciones, y cuenten con los conocimientos o el asesoramiento necesario para identificar y trabajar sobre las posibles áreas de riesgo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios