Análisis

María Luisa Ríos

Resiliencia

Son muchas las hermandades con matrícula de honor en resiliencia

Saber ver el vaso medio lleno, medidor del grado de inteligencia emocional de las personas, resulta un arduo y complicado ejercicio para muchos.

Esta capacidad aplicada a la situación que nos toca repetir esta Semana Santa con la ausencia de cofradías en la calle ocasiona, en los que no la practican, un verdadero drama y los oímos lamentarse, cual alma en pena, por el trágico sinsabor de tan amargo vacío.

Por fortuna son muchas las hermandades e instituciones, con matrícula de honor en resiliencia, que han sabido adaptarse a la situación adversa, disponiendo con mayor creatividad y excelente gusto sus actos, exposiciones y cultos que están actuando como bálsamo reparador para aquellos que por segunda vez sentiremos el apretón del alma sin el filtro del antifaz.

Estas iniciativas, especialmente cuidadas en otro año que podría considerarse en blanco, reflejan la capacidad de asumir el reto, de acercar con sutileza la fuerza de la imagen, la música y el exorno patrimonio de nuestra ciudad, y está suponiendo para muchos jóvenes y mayores un verdadero programa coordinado que estimula los sentidos y la fe, llenando sin artificio las horas previas al toque de queda de este periodo cuaresmal.

Lo pude ver reflejado en un grupo de jóvenes en el tranvía hacia al centro. Desde el móvil consultaban con entusiasmo la agenda de actos culturales y religiosos de la ciudad. Calculaban con precisión el tiempo y las distancias entre iglesias, clubs y fundaciones para encajar al máximo dentro de la horquilla impuesta. A ninguno escuché lamentarse por lo que no vendrá o no tendrán, ni una protesta ni un lamento. Han sabido prepararse con optimismo para salir fortalecidos en esta procesión sin calle.

No es éste un tiempo vacío. Lléneme el vaso entero o a medias por favor, no importa la cantidad ni la medida que sirva cuando lo que se ha aprendido de verdad es el disfrute de cada sorbo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios