Visto y Oído

Francisco Andrés Gallardo

fgallardo@grupojoly.com

El asedio del Gobierno a Vicente Vallés

Si nos pilla el fin del mundo, que nos lo anuncie Matías Prats y que nos lo analice Vicente Vallés. No hemos vivido el fin de los tiempos, pero la situación en la pandemia nos ha acercado a esa extinción y precisamente han sido ellos los que vinieron a contar y explicar mejor las cosas durante las semanas más difíciles. Con los datos precisos en la pantalla gigante a Vallés se le ha entendido todo y en varias noches desmontó las cifras torcidas y las medias verdades del Gobierno. Podemos y PSOE andan escocidos con Antena 3 y si para colmo se desmonta el victimismo de las cloacas a Pablo Iglesias sólo le ha bastado decir "presunto periodista" para que las redes quieran linchar a Vallés. Pero qué va, ni el insano de Echenique ha podido manchar la imagen del periodista, ni la de Antena 3. Los retratados han sido los de Podemos, de quienes no nos podemos fiar. No disimulan sus dejes sectarios y matonistas.

A Vallés no se le pueden reprochar defectos ni en el trabajo, ni en la profesionalidad, ni en la actitud. Calma y elegancia son las credenciales que añade al rigor. Con los mismos mimbres unos hacen sensacionalismo, otros espectáculo y algunos, cochambre. Pablo Iglesias puede seguir señalando con la punta del sable a Vicente Vallés y a Antena 3 pero el acoso puede ser tan burdo que se les volverá en contra. Hemos comprobado que con este Gobierno la libertad de prensa está cada vez más en entredicho ¿Hasta dónde lo va a permitir el PSOE y sus expertos en manipulación?

Los espectadores veteranos recordamos la cara aniñada de Vicente en los mejores tiempos de TVE, a finales de los 80 antes de las privadas, en Teledeporte. De ahí pasó a la leguinista Telemadrid, para forjarse en la Mediaset más fresca. A él le debemos La noche en 24 Horas (2008) y las mejores noches de este formato estropeado por obedientes súbditos de la administradora Rosa María Mateo y su TVE condenada a lo irrelevante. Porque Antena 3, con Vallés, ocupa para la clase media el lugar que tenía TVE, ahora llevada al abismo por Iglesias.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios