Tras el frente de Madrid, la batalla andaluza

Tras el frente de Madrid, la batalla andaluza

El espectáculo debe continuar! La “caja de resonancia” de Madrid ha roto hacia Andalucía. Y algunas claves andaluzas, donde estará el próximo campo de batalla electoral en algún punto entre noviembre de 2021 y diciembre de 2022, habrá que leerlas con las claves que deja el paisaje de Madrid: a la izquierda, el PSOE sale vapuleado y mira a su gran caladero del sur convocando primarias, Podemos afronta el postpablismo –si es que alguien cree que Belarra va a ser postpablismo y no vicaria del pablismo– el mismo días de las primarias andaluzas, y Errejón resurge abriendo la incógnita de ¿Más Andalucía? incluso con una reaparición en el tablero de Teresa Rodríguez; y a la derecha, Ciudadanos apura su particular Manual de supervivencia desde el poder pero en un clima de catástrofe, Vox aquilata la realidad de su espacio como extrema derecha y mueve ficha, y el PP gestiona un estado de euforia que incita fácilmente a cometer errores. Todo cambia para que todo siga siendo igual... de cortoplacista y tentón.

Próxima estación: Andalucía

1.- José Luis Ábalos:

“Ante la posibilidad de que el PP tenga la tentación de liquidar a Ciudadanos, en virtud de las atribuciones de la ejecutiva, hemos decidido abrir el proceso de primarias en Andalucía para la elección de la candidatura a la presidencia de la Junta”.

2.- Juanma Moreno:

“Primero está Andalucía y los andaluces; y después los intereses de la formación política que yo lidero... no son tiempos ahora para hacer una parálisis de seis meses en pleno proceso de recuperación... Mientras yo disponga de estabilidad, mientras nadie me fuerce, evidentemente aquí hay legislatura para rato”.

El presidente andaluz ha sido muy rotundo: habiendo estabilidad, no habrá adelanto. Y hay estabilidad. Comparar Andalucía con lo sucedido en Madrid, como ha hecho Ábalos, no es un argumento muy refinado, claro que ¿por qué esta vez iba ser una excepción? El escenario provocado por las mociones a partir de Murcia nada tiene que ver con Andalucía, donde existe incluso un pacto de no agresión entre los socios de Gobierno, pero a Ábalos le ha tocado dar la cara por el desastre de Madrid y en estos casos siempre se recomienda cambiar de escenario para que los focos apunten en otra dirección. Todo es simple: al PSOE le conviene abrir el frente andaluz. El adelanto electoral ha sido la coartada para que el sanchismo moviera el adelanto a su conveniencia contra la estrategia de Susana Díaz. Eso sí, es una coartada real: nadie puede negar que sea una posibilidad

Los de la estabilidad

El mensaje del presidente andaluz sobre la estabilidad se sostiene en Ciudadanos y Vox, que cada escenifican más y más su hostilidad. ¡Hay que ver cuánta hostilidad sostiene la estabilidad! Claro que esa hostilidad va y viene, de Ciudadanos a Vox, de Vox a Ciudadanos, según sople el viento. Después del acuerdo fiscal, donde a Vox le convenía suavizar y a Ciudadanos endurecer; ahora a Ciudadanos le conviene suavizar, y a Vox le interesa endurecer. Y así se mantiene la estabilidad.

3.- Juan Marín

“En Andalucía tenemos un Gobierno estable, un Gobierno sólido... Vox yo creo que ha entendido en Andalucía la importancia de hacer una oposición haciendo una política mucho más moderada que... la que tiene el señor Abascal en oitros territorios. Y eso afortunadamente nos ha dado esa situación en nuestra comunidad que goza de esa estabilidad, esa tranquilida”

Lo que dice Marín es verdad, pero es también oportunista. Ciudadanos, como los boxeadores noqueados en el ring, necesita tiempo para recuperar oxígeno y redefinir sus opciones. El golpe de Madrid, tras Cataluña, se acerca al KO. En Andalucía tiene un año largo en el poder, con el reto de empezar a ver rentabilizada su gestión. De momento, en la confusión, cuentan con que el PP no los quiere hundir, como en otros territorios, sino sostener vivos. Y eso lleva a Marín a estar seguro de que el presidente no lo dejará colgado con un adelanto: “Estoy convencido de que cualquier decisión la tomaremos seguramente los dos”. Dice “seguramente”. Por demás, sabe que Vox no va a ser complaciente

4.- Alejandro Hernández

“Simplemente advertimos al gobierno de la Junta de Andalucía que debe de estar ojo avizor respecto de cualquier maniobra extraña, y más ahora con esa desaparición de facto de Ciudadanos... Habrá que estar también atentos a la evolución de la capacidad que tiene Juan Marín de controlar el partido, los restos del partido aquí en Andalucía”

Y a Vox ahora no le conviene aparecer como socio homologado del centroderecha, como en campaña, sino hurgar en la herida y presentar a Ciudadanos como un cadáver político, pero sin enterrar, y por tanto como peligrosos walking dead men. Con todo, hasta ahora Vox en efecto ha sido un socio razonablemente leal. Tanto que eso ha provocado el relevo de Hernández en sus funciones de portavoz. A Vox le interesa apretar más. Esto no significa que vayan a romper la estabilidad; sino que el precio de la estabilidad va a ser más alto.

... y al ring del psoe

Al margen de la estabilidad del Gobierno andaluz para no adelantar elecciones, el PSOE sí adelanta sus primarias. El estratega en jefe del sanchismo había garantizado que serían en diciembre –Gómez de Celis: “Les puedo asegurar, y no me voy a equivocar, que las primarias para elegir el liderazgo del PSOE de Andalucía van a ser en diciembre”– pero los planes han cambiado. No es que Celis se equivocara, sino que en la timba nunca hay que descartar el farol. Ahora presentación en Granada de Espadas para salir del corralito sevillano. El PSOE andaluz nunca ha tenido un líder más allá de Sevilla, ni siquiera de Jaén.

5.- Susana Díaz:

“Prefería respetar los tiempos congresuales del partido, sobre todo tras unas elecciones muy complicadas en Madrid. Lamentablemente no ha podido ser, por más que me pese. Mi posición era de respeto, otros han planteado un debate para lanzar las primarias a la Junta cuando ni tan siquiera están convocadas las elecciones (...) Algo no estamos haciendo bien cuando miles de ciudadanos nos han vuelto la espalda, como hemos visto estos días (...)daña la imagen del PSOE-A”

6.- Juan Espadas:

“Me satisface que se haya escuchado a la militancia. Esta convocatoria genera ilusión y la fuerza del cambio en Andalucía es imparable. Estas primarias son el revulsivo que necesita mi partido para recuperar Andalucía. Siempre me van a tener para un proyecto regional y en ese proyecto estará Juan Espadas”

Susana Díaz llevaba más de un año diciendo que su relación con Sánchez era idílica y que contaba con su complicidad, de modo que ejercía desde Andalucía de Líder del Club de Fans de Sánchez... hasta ver que Sánchez le convoca unas primarias sin comunicárselo siquiera, qué cosas, siendo la secretaria general de los socialistas andaluces. Díaz ha terminado por aceptar la realidad, y escenificó destempladamente su rabia restregándoles el fracaso de Madrid y acusándoles de dañar interesadamente al socialismo andaluz. Aunque tenga parte de razón, ese discurso áspero, rompiendo el tono, está por ver que le funcione. Ella, desde ya, va a jugar el rol de la outsider enfrentada al aparato; pero, como ya se ha dicho, para hacerle un Sánchez a Sánchez ella tiene le problema de ser la encarnación de la nomenclatura histórica. Entretanto Espadas, que habla de sí mismo en tercera persona como Messi, ofrece el perfil amable, constructivo e integrador. No es un cálculo, sino cuestión de carácter. Ahora se verá quién está más cerca del ánimo del militante socialista.

El tercer hombre

7.- Luis Ángel Hierro:

“Hoy en la reunión de Andalucía, ¡Socialista! he anunciado que presentaré mi candidatura a las primarias del PSOE de Andalucía. Gracias a los compañeros y compañeras por su unánime apoyo. Convenceremos y ganaremos”.

El tercer hombre es un clásico de las primarias socialistas. Patxi López lo hizo entre Sánchez y Susana. Y eso puede llegar a ser rentable, sobre todo si se capitaliza un espacio de desafección entre las dos corrientes oficialistas, la oficialista nacional de Espadas y la oficialista andaluza de Susana. Para el profesor Luis Ángel Hierro, ex diputado y hermano de la alcaldesa socialista de Tomares entre 1999 y 2007, esto no es nuevo. Ya lo hizo contra Rubalcaba y Chacón, desde posiciones quinceemesinas. Vuelve al ruedo. Ahora la corriente muy minoritaria de Andalucía, ¡Socialista! tendrá micrófonos; pero seguramente no demasiados segundos. En fin, siempre hay una incógnita en el tercer hombre... aunque es fácil sospechar que el verdadero tercer hombre de este duelo no será él.

Caja de resonancia

8 .- Íñigo Errejón

“Si hubiera elecciones en Andalucía, los compañeros de Más País tendrían que tomar la decisión de si concurrimos o como concurrimos. Mi opinión personal es que en Andalucía está habiendo un resurgir lento del andalucismo del que nos gustaría formar parte (...) Uno de esos actores son inequívocamente Kichi y Teresa Rodríguez”

Errejón, el otro triunfador de Madrid además de Ayuso, despacha sobre todo a Podemos, pero también al PSOE, con algunos mensajes poderosos: no hay que ganar batallas del pasado sino la guerra del futuro, no hay que perderse en ficciones antifascistas sino en realidades como el empleo o la salud mental, y hay que respetar al ciudadano aunque no te vote. Errejón ha evolucionado el proyecto original de Podemos en la dirección adecuada: mientras Iglesias llevaba el partido hacia el tardocomunismo, él busca un gran espacio socialdemócrata, transversal, empático, realista y dialogante, en la línea de los verdes europeos. En Madrid ha tenido éxito, pero está por ver en otras comunidades, porque no va a encontrar muchas monicasgarcía. En Andalucía menciona a Kichi y a Tersea Rodríguez, con la ventaja de que tienen estructura y el handicap de que están, sobre todo ella, en un extremo mucho más antisistema, sin haber dado muestras de adaptación. Es una oportunidad, pero también una operación de riesgo.

Perdedor desnortado

El Gobierno Frankenstein, con una mayoría forzada por Podemos junto a ERC, aún menos fiable ahora que antes, y Bildu, tan poco fiable como siempre, es un factor de polarización. Y eso tiene coste sobre todo en lugares como Madrid, donde además han vendido el discurso del dumping fiscal, a la medida de los intereses de sus socios catalanes, y de un imaginario procesismo madrileño. El PSOE debería reconsiderar su situación en lugar de atacar a los votantes. Como sostiene Errejón, despreciar al votante es peligroso antes de las urnas, pero también después.

9.- Carmen Calvo:

“Para un socialista es dificilísimo hablar de cañas, de ex y de berberechos”

Carmen Calvo sugiere que los socialistas han sido víctimas de la campaña de Ayuso, y se han visto forzados por ella a debatir de cañas y berberechos, y, claro, eso para un socialista es muy difícil, porque un socialista quiere hablar de filosofía, de urbanismo, de ecologismo, citando mucho a Byung-Chul Han, a Saskia Sassen, a Naomi Klein. Los malditos fascistas, se entiende, les han impedido hacerlo. No se sabe cómo, pero al parecer les han obligado a hablar de cañas y berberechos. De hecho, Calvo acabó por vincular lo sucedido con el nazismo: “A veces el fascismo aparece con la bandera de la libertad, con la libertad de quienes pensaron que en limpieza que querían hacer en Europa justamente les llevaba a asesinar en los campos de concentración”. Ya se sabe, es la Ley de Godwin: “A medida que una discusión se alarga, la probabilidad de que aparezca una comparación con los nazis tiende a uno”. En fin, no saber ganar es mal asunto, no saber perder lo empeora todo.

... y el perdedor, claro, extrapola

10.- Pablo Casado:

“Hoy Madrid ha hecho una moción de censura democrática al sanchismo, a sus pactos con Bildu, al gobierno con Podemos. Hoy Madrid es el kilómetro cero del cambio en España. Hoy vivimos un punto de inflexión en España y uniendo al centro derecha se puede ganar a Sánchez”

La hipótesis de que Madrid anticipa los cambios en España no se puede verificar. Tampoco se puede verificar que haya indicios consistentes de cambio de ciclo. Lo que hay, y no es poca cosa como saben los valdanistas, es un cambio real de estado de ánimo. El PP deprimido desde 2018, después de un tiempo muy errático yendo del centro derecha a la extrema derecha y viceversa, haciendo una oposición de escasísima talla durante la pandemia, por fin se ve con viento a favor. Es pronto para saber qué fuerza tendrá el viento. Incluso hacia dónde soplará. Pero ahora sopla y es parte del argumentario en algunos para defender el adelanto andaluz. En todo caso, hasta otoño no hay más debate.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios