¿Eres vacunofóbico?

Holanda invierte 2 millones de euros en formar a pediatras para informar bien

ME interesa saber cuáles son los problemas que padecen los niños con más frecuencia en la infancia como la fiebre, la tos o los trastornos digestivos. Y sobre todo un tema del que se habla constantemente, la importancia que tienen las vacunas en la prevención de ciertas enfermedades.

El doctor Roi Piñeiro, pediatra del Hospital de Villalba de Madrid acude al programa de “laSexta” ¿Qué me pasa doctor? y me indica que para tratar este asunto el Hospital de Villalba puso en marcha una consulta de asesoramiento en vacunas, un servicio que tiene como objetivo resolver las dudas de los padres acerca de la necesidad de vacunar a sus hijos. Tras su puesta en marcha, más del 90 por ciento de los padres que acudieron a esta consulta decidieron iniciar la vacunación en sus hijos, si bien es cierto que sólo el 45 % aceptó una vacunación completa.

Hay que recordar que las vacunas en España no son obligatorias, son opcionales. “Y espero que sigamos así durante muchos años, pues las tasas de vacunación no son mejores en aquellos países en los que se obliga a vacunar”, indica el Dr. Piñeiro. En nuestro país, solo se podrían imponer las vacunas en caso de epidemias, de forma temporal y siempre bajo una orden judicial.

Para continuar divulgando la buena y correcta información sobre las vacunas el Dr. Piñeiro publicará en los próximos meses el manual ¿Eres vacunofóbico? Dime, te escucho, un libro en el que habla sin tabúes de las vacunas y en el que recoge su propia experiencia. Lo que se ha tratado con este libro es que vacunar sea una decisión libre y reforzar la educación sanitaria. Y lo que se está haciendo en Holanda, donde el Gobierno ha inyectado dos millones de euros en el sistema de salud para formar a pediatras sobre vacunas e impulsar la trasmisión de información correcta, alejada de la vacunofobia y orientada directamente hacia los padres.Como recoge el libro, las consultas de asesoramiento van mucho más allá de la pediatría. No solo hay que tener un conocimiento amplio sobre vacunas. Además, hay que saber transmitirlo, y esto no es algo que se aprenda de un día para otro. “Yo sigo aprendiendo desde que asesoré a la primera familia. Es necesario tiempo para escuchar, respeto, empatía y una dosis eterna de paciencia”, señala el pediatra del Hospital de Villalba. Y añade que él propone una vía de diálogo, una posible solución ante la llegada de un movimiento de crecimiento exponencial que, como ya ocurre en Europa, nos pone en peligro a todos.

Proyectos como Inmuniza, puesto en marcha desde el verano de 2017, tienen como objetivo precisamente crear un núcleo de formadores en vacunas en nuestro país para enfrentarse a padres vacunofóbicos. Expertos en vacunas y en transmitir buena información. Expertos en escuchar y en ponerse en lugar del otro. Cada niño vacunado que recibe las vacunas, aunque solo fuera uno de casa cien, merece la pena. Por el niño. Y por todos nosotros. Es lo que hay. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios