Faltan cajones... de obra

En otras ciudades españolas ya se tiene una atención a los cerramientos de obra

Paso por delante del edificio del antiguo Mercado de la Puerta de la Carne y su aspecto no puede ser más lamentable. Años y años de obra parada por nuevas licitaciones. Años de demora y mientras tanto el edificio está rodeado por una valla portátil sobre zapatones de hormigón, con una malla de plástico de tipo agrícola, hecha jirones. Y no está mejor la red que protege de desprendimientos las cornisas superiores. No tiene explicación ni por el cuidado de la edificación ni por la seguridad de los numerosos peatones y ciclistas que circulan a diario en la estrecha acera entre la fachada principal del Mercado y el Puente de San Bernardo. Hemos comentado la importancia que se ha dado a la seguridad en el caso del pavimento de mármol de la Plaza Nueva en aras de la integridad del viandante. Bien está. Nunca es suficiente la seguridad. Pero en el caso de los cajones de obra, como el mencionado de la Puerta de la Carne. ¿Dónde está la seguridad? Y además el promotor de las obras y propietario del edificio es el Ayuntamiento de Sevilla. Alguien comenta que cuanto peor mejor, para que no se demoren los procedimientos administrativos de adjudicar las nuevas obras. Lo siento, pero no lo comparto. Cuanto peor, es mucho peor. ¿Y dónde está la ejemplaridad que deben presidir las actuaciones de la administración? ¿Cómo exigir en materia de protección por obras u ocupación provisional de la vía pública si las actuaciones municipales no son modélicas?

Cierto que no todas las actuaciones son como el caso del Mercado de la Puerta de la Carne, pero es que es muy significativo. Las ordenanzas municipales de Policía y ornato de la ciudad y ahora seguridad han existido desde siempre, para evitar desprendimientos de cornisas o de grandes caliches de fachada que podían ser peligrosos y la responsabilidad siempre ha sido del propietario y subsidiariamente del Ayuntamiento, que debía actuar de oficio, en caso de peligro para los ciudadanos. Aun recordamos a los bomberos tirando algunas cornisas medio desprendidas o tejas sueltas. Por fortuna cada vez son menos los casos. En las ordenanzas vigentes la documentación técnica exigida, además de la administrativa, para hacer un cajón de obras es amplia y detallada: memoria justificativa de la intervención a realizar, planos a escala acotados de planta, alzado y sección con descripción detallada de la instalación, la ocupación del viario o espacio público, medidas de protección al peatón y el mantenimiento de itinerarios y recorridos accesibles y Estudio Básico de Seguridad y Salud.

En Sevilla debería tenerse una adecuada atención como ciudad patrimonial, para que los cerramientos de obra sean especialmente cuidados, como ya se hace en otras ciudades españolas, que incluso se balizan con luces rasantes para que el cajón de obra y el itinerario peatonal provisional sean bien visibles de noche. ¿Para cuándo un cajón de obra según normas y el buen oficio de la construcción en el Mercado de la Puerta de la Carne?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios