El Íbex no se detiene ante londres

LA Bolsa española logró retornar a la senda del crecimiento en la jornada de ayer, al ganar un 0,52% tras varias sesiones teñida de rojo. El Íbex 35 creció 44,6 unidades y se situó en los 8.574,1 puntos. Y ello pese a que todos los indicios auguraban un mal día en Madrid.

Nueva York y Tokio comenzaron dando el primer susto. Wall Street cerraba perdiendo un 0,4%, en tanto que la Bolsa nipona se desplomaba un 4% por culpa de la revalorización del yen. En aquel momento, el Íbex ya se dejaba en el camino un 1%, y se vio arrastrado además por una prima de riesgo que se llegó a elevar a los 291 enteros. No obstante, varios elementos acudieron al rescate cuando el selectivo de referencia del mercado financiero español parecía quedarse sin oxígeno. La banca de mediano tamaño y el crecimiento del 2,4% de la producción industrial alemana en junio empujaron al Íbex al terreno de los números verdes. Así, Madrid pudo tomar fuerza antes de enfrentarse a su gran enemigo de la jornada: el Banco de Inglaterra se unía a la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y anunciaba que retiraría los estímulos monetarios cuando la tasa de paro baje en Gran Bretaña del 7%, lo que se producirá en el tercer trimestre de 2016, según las previsiones.

En Europa, sólo Milán y París lograron cerrar en positivo, con un 0,93% y un 0,15%. Londres fue la plaza que más perdió, un 1,41%. Por su parte, Fráncfort se dejó en el camino un 0,47%.

La banca obtuvo los primeros puestos entre los activos más revalorizados en el Íbex 35. Banco Sabadell ganó un 6,74% y Banco Popular creció un 5,36%. El rojo cayó del lado de Bolsas y Mercados Españoles (BME), con un 2,5% menos, e Indra, que cedía un 2,38%. La prima de riesgo terminó el día ascendiendo de los 286 a los 289 puntos básicos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios