La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Loor y gloria a un letrado de raza

Surcando este desierto tan rico en desesperanza y agobio, uno se encuentra muy de vez en cuando con un oasis en el que paliar la dureza de dicha travesía. Y es así que nos hemos topado con la grandísima nueva de que un amigo de siempre ha sido galardonado con la Orden de la Cruz de San Raimundo de Peñafort. Es la máxima condecoración que puede recibir un jurista español y cuando esto se recibe en la plenitud de la vida más contento causa. Se otorga por relevantes méritos contraídos en la Administración de Justicia, en el cultivo y aplicación del estudio del Derecho, algo que Joaquín Moeckel lleva practicando en su provechosa vida profesional. La cruz que lleva el nombre del Patrón de los juristas españoles ya ha encontrado sitio natural en el pecho de un abogado que jamás renuncia a llevar la iniciativa y que hace de la dedicación una prenda indispensable.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios