Bicheo por la TDT

fátima Díaz

Madres que dan miedo

LA presencia de menores en televisión es un filón irresistible para todo tipo de formatos, incluidos los reality shows. Es el caso de Esa es mi niña, que emite Ten los martes en prime time. La fama cuesta; y las protagonistas del reality de Ten no tienen límite de presupuesto. Seis niñas, cinco madres y una entrenadora exigente son las integrantes de este programa ambientado en una controvertida escuela de danza infantil.

Pese a ello, Dance Moms (su nombre original) no es un formato recomendable para niños, aunque esté centrado en la vida deportiva de seis chicas, ni va dirigido al target infantil pese a que esté ambientado en una escuela de danza para niñas. En el reality el espectador conocerá a cinco madres deseosas de ver a sus retoños triunfar en el mundo de la danza, la relación entre ellas y con la exigente entrenadora y todo lo que están dispuestas a hacer para ver cumplido el sueño de las niñas, que por otro lado no es otro que su propio deseo. ¿Un poco enfermizo? Bastante.

El espacio, que refleja fielmente cómo es el día a día de esta escuela de baile, nos presenta también a seis niñas que han heredado los sueños frustrados de sus madres y que superan todo tipo de límites para alcanzar la meta de cada entrega: ser la favorita de Abby Miller, la 'cuervo', para llegar a 'Las Nacionales' o imponerse al resto de sus compañeras.

La madre controladora, la que quiere que se su hija logre lo que ella no pudo, la que ha sacrificado su vida por el sueño de su pequeña, la manipuladora, la envidiosa... Las dance moms son todas y cada una de ellas. Miller, uno de los personajes catódicos más criticados fuera de la pequeña pantalla es una profesora estricta que roza el maltrato verbal y que utiliza todo tipo de armas para lograr convertir a las pequeñas mocosas en estrellas del tutú.

A lo largo de las distintas temporadas emitidas desde su estreno en Estados Unidos, algunas han cumplido sus objetivos. De hecho, una de las participantes en este programa no es otra que Maddie Zielger, protagonista de varios de los vídeos de la cantante Sia, entre ellos, Chandelier, Elastic Heart y Cheap Thrills.

En Esa es mi niña evidentemente las verdaderas protagonistas son las madres, que se llevan tantas broncas como las niñas. También son las auténticas arpías. Sobrevuela la idea del abuso infantil. Es para morirse de risa (o de pena, según se tenga el día) pensar que aquí las madres protestan porque sus hijas tengan deberes. Viendo este reality no es que se te quiten las ganas de tener profesora de baile, se te quitan las ganas de tener madre. Por si te toca una de esas. Y si no es una de esas, vaya a darle un beso, que se lo merece seguro.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios