Bicheo por la TDT

fátima Díaz

Mentiras en la red, desengaños verdaderos

SE conoce como catfish a la persona que crea una falsa identidad para entablar relaciones amorosas a través de internet. De ahí el título del programa de la cadena MTV en la noche de los viernes. Catfish: mentiras en la red cautiva a los espectadores mostrándoles en sus pantallas las verdades y mentiras de las citas on line.

Este reality norteamericano está conducido por Nev Schulman. La premisa del espacio es la siguiente: Nev y su amigo, el cineasta Max Joseph, son enviados a ayudar a parejas que han entablado contacto en la red, pero aún no se conocen en la vida real. El objetivo es saber si la persona que responde a otra e inicia una relación es verdadera o si se trata de un catfish.

El origen de este término es cuanto menos curioso. La palabra se consagró como tal a partir del documental Catfish de 2010, en el que se mostraba la historia de una mujer que había iniciado una relación a través de internet con un hombre al que le había hecho creer que era una muchacha de 20 años, cuando en realidad era una madre de 40 con cuatro hijos. Los mismos productores de este documental son los que ahora se encargan del programa de la MTV que pretende desvelarnos el misterio de las ciberrelaciones. En cada episodio, y tras un arduo trabajo de investigación, se nos muestran a diferentes parejas que desarrollaron sus afectos en el silencio de sus habitaciones y ante la pantalla de sus ordenadores.

Así que... ¡cibermentirosos temblad! Ya hay un programa dispuesto a desenmascaráos. Desde una joven que se pregunta por qué un chico con el que lleva chateando diez años no quiere conocerla en persona, hasta un padre soltero que espera que su novia on line sea realmente quien dice ser, pasando por un granjero que cree mantener una relación con una ex Miss Teen USA y modelo de Playboy. Se admiten apuestas. Aunque no hay que perder de vista un refrán popular que dice que "nadie da un duro por cuatro pesetas".

Catfish, que cuenta con 12 episodios y que ya ha renovado por su segunda temporada en Estados Unidos, aterrizó hace un mes en España para acercar al espectador a historias reales de gente corriente que buscan el amor en la red, una tendencia muy de moda en los últimos tiempos. Y es que, según una encuesta realizada por MTV, en los últimos tres años el tráfico en los sitios de internet de citas on line se ha triplicado. Webs que, más veces de lo que creemos, nos venden la felicidad a través del amor verdadero. Un amor que suele mentir más que habla porque el espacio, que es internet, se lo pone a huevo. Lo único seguro es que el desengaño sí que será verdadero.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios