Palabra en el tiempo

Alejandro V. García

Meteorología nacionalista

EL apostolado nacionalista se ha basa tanto en lecciones fundamentales como en vagos pero constantes adoctrinamientos intercalados en muchas facetas de la existencia doméstica. El otro día leí que la nueva dirección de la ETB, la televisión pública vasca, había colocado las fronteras políticas en el mapa del tiempo. Me resultó sorprendente, no tanto que las volvieran a poner como que en algún momento las hubieran quitado. Hasta ahora, cuando un vasco buscaba la predicción meteorológica en la televisión, se encontraba con un mapa que abarcaba el País Vasco, Navarra y el País Vasco francés del que habían desaparecido las delimitaciones propias de la cartografía política, de modo que el locutor sopesaba las borrascas y proyectaba los anticiclones en un territorio simbólicamente liberado. ¿Una aspiración del PNV o una concesión a la izquierda abertzale? En cualquier caso me pareció un ardid ingenuo y un poco bobo, pero al mismo tiempo tremendamente ilustrativo de las oscuras maquinaciones de los independentistas para adoctrinar a los catecúmenos.

Por el contrario, el recurso presentado por Batasuna para que el Tribunal de Estrasburgo rehabilitara las listas abertzales, ha sido hasta el martes una de las esperanzas fundamentales del nacionalismo vasco (el extremo y el moderado) para desacreditar ante la comunidad internacional los órganos jurisdiccionales españoles (el Supremo y el Constitucional) y, por extensión, para resucitar los sueños independentistas y retrotraer la política vasca al año 2003. Se jugaba mucho la izquierda pro etarra en la sentencia de Estrasburgo. Es más, constituía la única baza política y diplomática para regular las aspiraciones del nacionalismo y, más importante aún, para demostrar los presuntos métodos abusivos utilizados por el Estado español para acallar a electoralmente a los abertzales.

Pero no ha sido así. Además, no podía ser de otro modo. El veredicto de Estrasburgo es tan tajante y claro que no deja espacio a la duda. Batasuna ni sus dirigentes, dice el veredicto del tribunal, "no excluyen el recurso a la fuerza para alcanzar sus objetivos" y "pueden ser objetivamente considerados como una amenaza para la democracia".

Por más que el golpe jurídico recaiga contra Batasuna también atañe a las esperanzas del PNV para recuperar la mayoría nacionalista y recoger las riendas del poder en unas circunstancias particularmente adversas.

El mapa meteorológico de Euskadi continuará delimitado por las líneas fronterizas. Pura geografía política.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios