La ventana

Luis Carlos Peris

Las bicicletas no son sólo para el verano

REALIDAD que desborda todas las previsiones por mucho que se presumiera que la bicicleta es un medio de locomoción idóneo en una ciudad como Sevilla. La ausencia de cuestas, con sólo la del Rosario, San Laureano y Mateos Gago como rampas en un callejero llano como la palma de la mano hacía prever que la bicicleta tuviese éxito aquí. Lo que no podía imaginar nadie, ni siquiera los padres del invento, es que se haya utilizado una media diaria de doce mil bicicletas públicas. Ya sé, claro, que en una ciudad de setecientos mil habitantes, doce mil no es un porcentaje espectacular, pero sí que ha superado las expectativas. Doce mil alquileres diarios y 76.000 abonados expresan con nitidez que las bicicletas no son sólo para el verano y que este Ayuntamiento tiene también razones positivas que esgrimir a la hora de presentarse ante el sevillano de a pie y ahora pedaleando, pedaleando que es gerundio.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios