La ventana

Luis Carlos Peris

El peligro mayor está en los taurinos

CLARO como el agua clara, como el agua que baja del deshielo sin que haya habido tiempo a que la mano del hombre la contamine. Está claro que con los toros no van a acabar los antitaurinos sino los que manejan la barca, esos taurinos que organizan esperpentos como la goyesca con predominio de toros desmochados y sin un mínimo de trapío para lucimiento, además, de personajes que andan en todas las salsas. Está uno al tanto de lo que pasa en el ruedo ibérico y comprueba que no se llena una plaza ni por casualidad a no ser que haya puro, clavel y paparazzi. En Cataluña no han apuntillado los toros los insufribles antitaurinos sino la progresiva falta de afluencia a la Monumental. Falta de afluencia por una mala gestión de la plaza tras la muerte del viejo Balañá y por la forma en que se ha dejado languidecer a la afición en las últimas generaciones. O sea que el enemigo está en casa, no se olvide.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios