La ciudad y los días

carlos / colón

El pelotón de los chiflados

LO del ejército catalán suena a humor inglés. Recuerda a Pasaporte a Pimlico, Un golpe de gracia o Un ratón en la Luna. En la primera el descubrimiento de un viejo documento anima a los vecinos del barrio londinense de Pimlico a declararse independientes. En Un golpe de gracia el minúsculo Gran Ducado de Fenwick le declara la guerra a los Estados Unidos sólo para ser derrotado y recibir las ayudas -léase Plan Marshall- que los americanos destinan a los vencidos. Y a invadir Nueva York se va su ejército de veinte soldados vestidos con armaduras. El camaleónico Peter Sellers era a la vez la gran duquesa Gloriana XII, el primer ministro conde Ruperto de Montjoy y el condestable Tully Bascombe.

En Un ratón en la Luna el mismo minúsculo Gran Ducado de Fenwick -porque ambas películas se basaban en las novelas satíricas que Leonard Wibberley ambientó en este país imaginario- pone en marcha un estrafalario programa espacial para captar la ayuda de rusos y americanos. Esta vez no era Sellers travestido, sino la grandísima Margaret Rutherford, la que interpretaba a la gran duquesa Gloriana.

Podrían sumarse la Freedonia y la Sylvania de Sopa de ganso o la Ruritania de El prisionero de Zenda (mejor aún: de la parodia que de ella hizo Blake Edwards en La carrera del siglo, con Jack Lemmon desdoblándose en el profesor Fate y el príncipe Hoepnick); pero prefiero quedarme con el humor inglés. Porque requiere grandes dosis de flemático e irónico humor británico leer los documentos publicados por la "sectorial de Defensa" de la Asamblea Nacional Catalana, presidida por una señora de ERC y encargada de crear las estructuras "de la futura Cataluña independiente".

Sólo el humor inglés o los desvaríos nacionalistas podrían imaginar una Cataluña independiente defendiendo sus fronteras con unidades de infantería ligera, vehículos de combate, corbetas, barcos de asalto anfibio o aviones de control y vigilancia aérea; y que en caso de ser invadida por una potencia extranjera contaría con reservistas adiestrados para actos de sabotaje, emboscadas y guerrillas.

Mejor la rechifla ante este país de opereta que quieren inventarse, que tomarse en serio cosas tan poco serias… Pero que por desgracia pueden tener consecuencias muy serias en noviembre si persisten en su obstinación estos tipos que le están poniendo a Cataluña la cara del señor Canivell de La escopeta nacional.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios