Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Ante una reconversión ilusionante

Parece que la selección ha cogido la senda más adecuada para volver al lugar que ocupaba

Obliga esta abominable nueva normalidad y el España-Suiza de esta noche se juega en Valdebebas, en ese recinto Alfredo di Stéfano que se ha convertido en recurso madridista y también de nuestro combinado nacional. Partido de ese invento de la Liga de Naciones nacido para hacer caja aunque incida fuertemente en la compresión del calendario. Pero esta noche vemos a la España que anda diseñando con buena mano Luis Enrique.

El tiquitaca pasó a la historia y así nos damos de cara con un fútbol nuevamente más directo al que hay que amoldarse por vía de urgencia. La selección que bocetó Luis y que perfeccionó Del Bosque cantó la gallina en el Mundial brasileño de 2014, sólo ha hecho dar tumbos desde entonces y ahora reaparece la ilusión con el que debiera ser el equipo de todos. Y como estandarte surgió la frescura de Ansu Fati con la añadidura de la explosividad de Adama Traoré, ese trueno.

España, mediante su empate en Alemania y su goleada a Ucrania, es líder de un grupo en el que el rival de hoy, Suiza, enarbola el farolillo rojo. Pero a lo que íbamos, a cómo está amoldándose la selección a los tiempos. Seguro que si Xavi e Iniesta fueran eternos no habría habido necesidad de reconvertirse, pero como eso es imposible, pues ahí andan Thiago, Ceballos, Canales, Merino, Rodri y algún otro para alimentar a esos dos estiletes de ébano criados en La Masía.

También, como a Iniesta y Xavi, se echa de menos a Íker, y que Ramos no tenga fecha de caducidad, pero este equipo da pie a que todos nos ilusionemos con él. ¿Será capaz Luis Enrique de emular lo que lograron Aragonés y Del Bosque? Por lo pronto tiene buena pinta el proyecto y lo mejor de todo es que existe fondo de armario, que no estamos ante un once tipo y nada más. El seleccionador tiene donde elegir y parece que el ex yogurín sabe qué procede en cada momento.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios