La ventana

Luis Carlos Peris

¿Es tiempo de castañas asadas?

PARADÓJICAMENTE anda estos días conviviendo la ropa de verano y la vaharada agobiante que emana de los infiernillos donde se asan las castañas. Son los anacronismos provocados por un tiempo que nada tiene que ver con lo que anuncia el calendario. Debe ser verdad lo del cambio climático, pues esto de ahora no es nuevo y queda muy lejos en la memoria cómo el personal en tal día como hoy acudía al camposanto a honrar a sus muertos. Con ropa de abrigo y con las castañeras totalmente justificadas, las cuestiones meteorológicas estaban perfectamente situadas en su sitio.Todo ha cambiado y ya hace años que nos sorprende la aparición de las castañeras/os con sus humaredas. Es un producto con el que combatir el frío en las manos y que, bien calentito, entona el cuerpo. Por eso, la combinación de ropa de alivio y castañas asadas suena muy extraño.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios