Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Que vayan preparando el bombo de octavos

Sevilla y Betis dieron un paso gigantesco para figurar en la próxima ronda de la Liga Europa

Consumada la ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa y si no fuese porque fútbol es fútbol, madre nada más que hay una y a ti te encontré en la calle, podría decirse que las bolas de Betis y Sevilla estarán dispuestas para ir al bombo de octavos. Y aunque bastante favorable fue lo ocurrido en esta primera manga, lo cierto es que ni uno ni otro pueden cantar victoria a pesar de que tuvieron muy a mano afrontar la vuelta en chanclas.

Por ejemplo, el Sevilla desperdició la ocasión de tomarse el compromiso del próximo miércoles a título de inventario. El gol que hizo el de siempre pone las cosas muy de cara, pero a estas alturas se echan de menos algunas ocasiones sevillistas, sobre todo en las contras del segundo tiempo ante una Lazio bastante desorganizada y ciertamente errática. Munir y Vázquez pudieron dejar todo visto para sentencia, pero no cabe duda de que el Sevilla lo tiene muy favorable.

A la misma hora, en la Bretaña también el Betis echó de menos un mejor resultado, pero si se piensa en el terrorífico arranque, bien está lo que bien acaba. En ese inicio, el Rennes sobrevoló la vertical bética con un 2-0 sin haber roto a sudar para que cuando el gol de Lo Celso hiciese concebir un pronto empate, el griego del silbato se dejó llevar por uno de sus ayudantes señalando un penalti inexistente, por lo que al descanso lucía el electrónico un resultado amenazante.

Pero en la segunda parte sólo existió el equipo de Setién, que le dio sopas con honda a un rival constreñido y que apenas salió a territorio enemigo. Acortó con un testarazo Sidnei y empató Lainez cuando ya el árbitro miraba de reojo el crono. Un empate a tres es un resultado sensacional con el que aguardar la vuelta del jueves que viene. Porque el fútbol guarda muchas celadas entre sus costuras no hay por qué celebrar antes de tiempo, pero doble contra sencillo a que hay pleno.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios