Antonio Valdés

Egoístas e inconscientes

En estos tiempos que corren, todos debemos cambiar la forma de pensar, y actuar en consecuencia para conseguir nuestro beneficio y el de la sociedad debido a la pandemia que asola el planeta. Pero no. El ser humano tiende a ser egoísta e irracional, especialmente en la etapa de la adolescencia, la cual me toca de cerca. Los jóvenes de hoy en día son de vital importancia en muchos aspectos de la sociedad, ya que somos las futuras generaciones aquellas que vamos a sacar a España adelante.

Por otro lado, y siempre sin quitarle ni un ápice de importancia a la educación y el nivel académico para nuestros futuros objetivos universitarios y profesionales, toca centrarnos en la pandemia, ya que jugamos un papel importantísimo para ayudar a que esta pesadilla acabe lo antes posible por el bien común. Después del largo confinamiento se nos permitió la salida escalonada hasta llegar a una nueva normalidad que la sociedad ha desaprovechado, en especial los adolescentes.

España no puede permitirse otro confinamiento, pues sería devastador en todos los aspectos, también en el que a mí me toca, la educación. Debemos aprovechar las herramientas que nos pone a disposición nuestro centro educativo de manera presencial; se ha empleado mucho esfuerzo por y para nosotros; no lo desaprovechemos. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios