Televisión

Matthew Perry o la oscuridad del éxito

  • El actor de Massachusets tiene un historial clínico de cerca de tres décadas como dependiente del alcohol y las pastillas.

  • Lleva tres meses ingresado en un hospital por una perforación gastrointestinal, una consecuencia de todos esos años de adicciones

Matthew Perry, con el elenco de la serie 'Go on'. Matthew Perry, con el elenco de la serie 'Go on'.

Matthew Perry, con el elenco de la serie 'Go on'.

En la ficción, Matthew Perry era un maestro en utilizar el sentido del humor para lidiar con situaciones extremadamente tensas. Su inseguridad fue dando paso, a medida que pasaban las temporadas de la mítica serie Friends, a la inevitable madurez de sentar la cabeza, casarse y tener hijos.

Pues bien, este actor, de 49 años de edad y nacido en Massachusetts, no ha sabido aplicar ese proceso que tan bien se aprendió en los guiones del equipo liderado por David Crane y Marta Kauffman (a los que él mismo aportaba alguna que otra improvisación chispeante). Porque Perry lleva décadas luchando contra el infierno de las adicciones.

Tres meses ingresado

El protagonista de una de las ficciones televisivas más exitosas de todos los tiempos (junto a Jennifer Anniston, David Schwimmer, Matt LeBlanc, Lisa Kudrow y Courtney Cox) lleva tres meses ingresado y se ha sabido por su propia cuenta de Twitter ("Three months in a hospital bed. Check").

El motivo, una perforación gastrointestinal, enfermedad muy común en personas adictas al alcohol y a las drogas. Todo apunta a que esta dolencia es una consecuencia directa de las casi tres décadas que lleva Chandler Bing abusando de distintas sustancias. En el momento álgido de su fama en Friends, Matthew Perry tomaba 30 pastillas y un litro de vodka al día. Fue adicto a los analgésicos y el alcohol durante años.

"Hay tres años de 'Friends' que no recuerdo, de la tercera a la sexta temporada"

Al principio, escondía su enganche. Pero, con el paso del tiempo, entendió que debía hacerlo público para ayudar a otras personas en su misma situación. Hasta creó su propio centro de rehabilitación, la Perry House. Hay una frase dicha por el actor que resume la miseria que puede llegar a esconder la fama brutal: "Hay tres años de Friends que no recuerdo, de la tercera a la sexta temporada".

A pesar del pozo en el que estuvo sumido, el actor ha obtenido siete nominaciones a distintos premios a lo largo de su carrera (entre ellas, un Globo de Oro y tres Emmys) y ha logrado dos galardones: el Screen Actors Guild Awards por Friends (1995) y el Teen Choice Awards (2004), ambos por el papel que será su seña de identidad el resto de su vida, el del compañero de piso de Joey, inseguro, ocurrente e inolvidable.

Y series más recientes, como Go on, Mr. Sunshine o el remake de La extraña pareja ponen de relieve que Perry sigue teniendo cierto predicamento en la comedia televisiva americana, aunque el bombazo de Friends sea casi imposible de repetir.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios