Memoria Democrática La Macarena cumplirá "escrupulosamente" la nueva ley para exhumar a Queipo

Provincia

La Algaba pide colaboración para recuperar la cámara con fotos de la exhumación de la fosa común

  • Contiene la tarjeta gráfica con los trabajos en el lugar en el que se enterró a los fallecidos en el campo de concentración de Las Arenas

  • La Policía Local investiga también la desaparición, por un descuido

Una primera imagen de los trabajos en la zona, distribuida por el Ayuntamiento, cuando éstos comenzaron, el pasado 3 de junio.

Una primera imagen de los trabajos en la zona, distribuida por el Ayuntamiento, cuando éstos comenzaron, el pasado 3 de junio. / M. G.

El Ayuntamiento de La Algaba ha pedido, a través de las redes sociales, colaboración ciudadana para intentar recuperar la cámara de fotos utilizada por los responsables de los trabajos de exhumación en la fosa común del antiguo cementerio. El dispositivo desapareció con la tarjeta de memoria  durante la tarde-noche del jueves al viernes pasado, cuando se quedó en la zona al finalizar la jornada, por un descuido.

Los hechos ya están siendo investigados por la Policía Local pero, según recuerdan fuentes municipales, el interés en recuperar la cámara está no sólo en el valor de la misma, sino en la tarjeta de memoria que contiene, con la que se venía documentando todo el proceso y confían en que, quien la tenga, la haga llegar a las autoridades de alguna forma. 

Los trabajos de excavación de la fosa arrancaron el pasado 3 de junio, tras un proceso de colaboración entre el Ayuntamiento de La Algaba y la Asociación Comarcal Pro Memoria Democrática Vega Media del Guadalquivir.

Presos fallecidos en el campo de concentración de Las Arenas

Se calcula que en la misma se encuentran los restos de 144 presos políticos fallecidos en el campo de concentración de Las Arenas, en su primer año de funcionamiento y que fue creado por las autoridades franquistas sevillanas para los “mendigos reincidentes de la ciudad”.

La mayoría fallecieron debido al hambre, las pésimas condiciones de vida y las enfermedades sufridas durante su reclusión y los trabajos forzados.

Los enterrados en esta fosa habían nacido en localidades de las ocho provincias andaluzas y en municipios de Badajoz, Albacete, Alicante, Barcelona, Ciudad Real, Las Palmas de Gran Canaria, Palencia, Pontevedra, Toledo y Zaragoza, así como en varias localidades de Portugal y Orán (Argelia). En total, hay víctimas de 89 localidades: 86 españolas (66 de Andalucía, 1 de ellos de La Algaba), dos portuguesas y una argelina.

Desde hace meses, se trabaja para localizar a familiares, pese a la dificultad que entraña, con la colaboración de algunos ayuntamientos, de otras asociaciones memorialistas y de la Coordinadora Andaluza, de la que forma parte la asociación de la Vega Media del Guadalquivir.

En este sentido, la búsqueda de familiares ha dado ya frutos positivos con la localización de 26 familiares de las localidades de La Algaba, Bormujos y Sevilla, en la provincia de Sevilla; Alhama de Granada, Motril, Chucena y Granada, en la provincia de Granada; de Valverde del Camino y Riotinto, en la provincia de Huelva; y, además, en Jaén, Victoria-Gasteiz, Ciudad Real y San Pedro de Ancorados (La Estrada-Pontevedra).

Los trabajos los está llevando a cabo la empresa Aranzadi Sociedad de Ciencias con el arqueólogo Juan Manuel Guijo como coordinador, la misma que investiga la fosa sevillana Pico Reja.

La ejecución en el antiguo camposanto de La Algaba es posible gracias a una subvención de 18.000 euros de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) al Ayutmiento, tras la presentación de un proyecto común entre asociación comarcal y Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios