Provincia

Catunambú se hace con la antigua fábrica de Saimaza en Dos Hermanas

  • Mondelez International confirma que ha vendido las instalaciones y la maquinaria. La multinacional americana se queda con la propiedad de la histórica marca sevillana.

Comentarios 6

La antigua fábrica de Saimaza en Dos Hermanas ha pasado a ser propiedad de la empresa andaluza Catunambú. Fuentes oficiales de la multinacional americana Mondelez International confirmaron este martes tanto la venta tanto de los terrenos como de la maquinaria productora de café, aunque precisaron que seguirán reteniendo la marca Saimaza, ligada a Sevilla desde que en 1908 abrió la primera tienda en el centro de la ciudad. Catunambú se ha hecho con una superficie de alrededor de 22.000 metros cuadrados en la que están construidos unos 7.000 metros cuadrados.

Catunambú hace así una apuesta evidente por su fortalecimiento en Andalucía, donde tiene sus raíces desde finales del siglo XIX con una importante factoría en el Polígono Industrial Calonge de Sevilla y varias delegaciones en la región. Catunambú es la marca de referencia comercial en más de 5.000 bares de España y hace años que puso en práctica medidas de expansión por todo el mundo, de las que destacan las tiendas abiertas en Estados Unidos, Holanda y Tailandia. También es conocida su apuesta por la diversificación del negocio, con ofertas de productos de complemento al consumo del café, como son la leche, las chocolatinas o las galletas. Una apuesta que, efectivamente, podría estar relacionada con la necesidad de contar con instalaciones más potentes en las que continuar las políticas de crecimiento de la sociedad.

Saimaza inauguró la fábrica de Dos Hermanas en 1982 con la vitola de ser una de las más modernas y avanzadas de Europa. A partir de entonces comenzó la gran expansión de esta empresa con la constitución de una sociedad con la multinacional General Food Corporation y una facturación de alrededor de los 90 millones de euros anuales. A finales de abril de este año, la multinacional americana Mondelez (propietaria ya de Saimeza) cerró sus instalaciones en Sevilla. Nacida en la ciudad y con fuertes raíces andaluzas, la marca anunció su despedida oficial de Sevilla en 2013 con el cerrojazo a la planta de Dos Hermanas y su traslado a Andezeno (Italia). La multinacional justificó la medida en la crisis económica y en el cambio en los hábitos de consumo, pues en la actualidad hay una preferencia evidente de los clientes por el café en monodosis. Así se puso fin a más de un siglo de historia de una empresa sevillana, aunque no a la actividad de producción cafetera en las instalaciones de Dos Hermanas, donde Catunambú será la que ahora fabrique su producto.

Cuando la dirección de Mondelez International anunció hace poco más de un año el cierre de su planta sevillana, la medida afectó a 44 trabajadores. La empresa ofreció prejubilaciones para aquellos empleados que cumplieran unos determinados requisitos, un servicio de asesoramiento en la recolocación y oportunidades profesionales en otros centros de trabajo de Mondelez International en España y otros países europeos. Aseguró que había tomado la decisión "debido a la situación del mercado de café tostado y molido, que se ha visto afectado principalmente por el crecimiento del segmento de monodosis, y que se ha agravado por la actual situación económica del país". "Estas circunstancias han repercutido directamente en un descenso significativo de volúmenes de producción de la planta durante los últimos años", lo que hace que la factoría sólo esté utilizando un 24% de su capacidad productiva que "lamentablemente, hace inviable el mantenimiento de la misma".

La producción de café tostado y molido de Mondelez se concentra en Italia, con lo que "el portafolio de productos no se verá afectado y sus marcas se seguirán distribuyendo con normalidad en España", aseguró la compañía en 2013.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios