Provincia

Más de 73 millones del presupuesto de la Diputación irán a cobertura social

  • La mayor cantidad son los 32 millones de la Ley de Dependencia

  • El mantenimiento de los Servicios Sociales Comunitarios en los pueblos acapara 8,7 

  • Los servicios residenciales para mayores de San Ramón y Marchena suman más de diez millones

Una imagen de archivo de la residencia de mayores San Ramón, de la Diputación, en el complejo de Miraflores. Una imagen de archivo de la residencia de mayores San Ramón, de la Diputación, en el complejo de Miraflores.

Una imagen de archivo de la residencia de mayores San Ramón, de la Diputación, en el complejo de Miraflores. / Juan Carlos Vázquez

De los 469 millones de euros del Presupuesto con los que contará la Diputación de Sevilla para 2020, según el anteproyecto presentado por el gobierno socialista, algo más de 73,5 millones serán ejecutados por el Área Cohesión Social e Igualdad, departamento que canaliza las políticas sociales y uno de los ejes de las acciones de gobierno.

Según ha recordado el ente en un comunicado, se trata de "la parte más sensible" de las cuentas, con un incremento con respecto a años anteriores del 4,81% y 8,76 millones en términos absolutos. También incide en la "firme apuesta por la ayuda a domicilio en la Ley de Dependencia que la Diputación  realiza desde los servicios sociales en la provincia, un trabajo que posibilita este año recibir 32 millones de euros para estas políticas".

Esos 73,5 millones que gestionará el Área de Cohesión Social e Igualdad incluyen los 8,7 que se destinarán a la asistencia técnica y económica para el funcionamiento de los Servicios Sociales Comunitarios municipales, dotándolos de las plantillas profesionales necesarias para atender a la población. 

El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, en un centro de mayores en Olivares. El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, en un centro de mayores en Olivares.

El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, en un centro de mayores en Olivares. / D. S.

Otro de los programas es el destinado a  familias de la provincia que se encuentran en situación de riesgo social. Se trata del Programa de Urgencia Municipal (PUM), que vuelve a destinar 5 millones de euros a los Ayuntamientos para que empleen a estas personas en situación de riesgo. El programa fue concebido en su momento para mantener las rentas más vulnerables de los municipios y continúa con la misma filosofía social.

A la atención a drogodependencias y adicciones se destinan 3,6 millones

La atención a las drogodependencias y adicciones es otro de los objetivos que la Diputación dispensa a la sociedad y lo hace interviniendo en la provincia a través de un conjunto de equipos de profesionales que desarrollan su labor en diferentes centros asistenciales. Además, su Centro Provincial de Drogodependencias coordina las actuaciones del resto de recursos en la provincia en materia de atención y prevención. Par el próximo año cuenta con 3,6 millones de euros.

Dentro de los servicios sociales especializados, la atención residencial hacia los mayores es prestada por la Diputación a través de su residencia de San Ramón, centro con carácter multifuncional especializado en atención a estas personas que se encuentran en situación de dependencia, como también la realiza la residencia de mayores de Marchena, dependiente de la Diputación.

Asimismo, destacan las prestaciones que se realizan desde la residencia de personas gravemente afectadas con discapacidad y la dedicada a las personas que reciben atención en la Unidad de estancias diurnas de Alzheimer. Esta serie de servicios sociales especializados en atención residencial están dotados para 2020 con 10,4 millones de euros.

Las coberturas sociales de la Diputación para los municipios también están dirigidas para las familias con el objetivo de actuar en prevención para que éstas proporcionen a los menores un ambiente familiar adecuado que garantice su normal desarrollo. También está contemplado un paquete de ayudas familiares con unas prestaciones de carácter temporal, dinerarias o en especie, que se conceden a las familias para la atención a las necesidades básicas de los menores a su cargo cuando carecen de recursos económicos suficientes. Están dirigido fundamentalmente para la prevención de riesgo social.

También hay que destacar que la Diputación, a través de su Área de Cohesión Social e Igualdad, colabora con entidades con fines sociales que trabajan en la inclusión sociolaboral de jóvenes con capacidades diferentes mediante prácticas becadas como auxiliares de oficina.

Por último, en materia de Igualdad, la Diputación sigue apostando por programas destinados a la prevención y asesoramiento en la erradicación de la violencia de género, la promoción de la igualdad entre mujeres y hombres, por la diversidad, el apoyo al empresariado femenino, así como la promoción de la participación y el asociacionismo desde la perspectiva de género. Igualdad de género dispondrá para el próximo año de 1,24 millones de euros.

En el comunicado, la corporación insiste en que es en esta área de Cohesión y Social e Igualdad donde se concentran los esfuerzos necesarios para garantizar que los distintos territorios de la provincia mantengan unos niveles homogéneos de prestaciones sociales a los ciudadanos en condiciones de equilibrio interterritorial y, como ha expresado el presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, "para contribuir desde el componente social a mantener una provincia cohesionada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios