Gerena Padres del colegio Fernando Feliú protestan en Sevilla para exigir la construcción de un nuevo centro

  • El comedor volverá a funcionar este lunes, tras la suspensión del servicio por la presencia de una rata

  • Más allá de ese problema, 870 alumnos están divididos ahora en 4 edificios, con problemas estructurales y de barreras arquitectónicas 

Miembros la AMPA del CEIP Fernando Feliú, de Gerena, concentrados ante la Delegación Territorial de Educación. Miembros la AMPA del CEIP Fernando Feliú, de Gerena, concentrados ante la Delegación Territorial de Educación.

Miembros la AMPA del CEIP Fernando Feliú, de Gerena, concentrados ante la Delegación Territorial de Educación. / M. G.

Padres de alumnos del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Fernando Feliú, de Gerena, están protestando a esta hora en Sevilla, ante la Delegación Territorial de Educación, para denunciar el estado del centro y exigir la construcción de un nuevo edificio, que acabe con los problemas actuales, que obligan a que el alumnado esté dividido en cuatro edificios, todos antiguos, con deficiencias estructurales y barreras arquitectónicas. 

Se trata del mismo centro en el que, el pasado jueves, se tuvo que suspender el servicio de comedor, después de que se detectara la presencia de una rata en el mismo. 

Según la presidenta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA), Carmen Canady, durante el fin de semana el Ayuntamiento y la empresa adjudicataria de la cocina y el comedor colocaron trampas y ese problema concreto se ha solventado. 

La protesta estaba convocada antes del incidente con el roedor

No obstante, la protesta por el resto de deficientes estaba convocada de antes, para exigir al nuevo equipo de la Consejería de Educación que cumpla con el compromiso adquirido por el anterior de incluir fondos para el nuevo edificio en los nuevos presupuestos de la Junta. 

Canady recuerda que, ahora, los alumnos de 3 y 4 años están en un edificio; los de 5 y los de primero y segundo de Primaria, en otro, que se construyó en 1973 con carácter provisional pero que sigue funcionando. También se usa una guardería, donde se imparten las clases de tercero.  Y, a 800 metros de ésta, hay otro con dos clases de tercero y las de cuarto a sexto de Primaria.

Ello obliga a que, por ejemplo, los alumnos de tercero tengan que salir a la calle y desplazarse unos 800 metros, con sus profesores, para salir al recreo con sus compañeros. Es el mismo recorrido que tienen que hacer los docentes de especialidades para dar clases. 

Amianto e instalaciones sin homologar

Además, el edificio de Infantil, de los años 80, tiene barreras arquitectónicas y escaleras en las que no se pueden hacer rampas; las ventanas no están homologadas y abren hacia el interior, a la altura de los niños. A ello se une una deficiente instalación eléctrica, que dificulta el uso de nuevas tecnologías.

El edificio de 1973 (un antiguo PUA, del plan de urgencia andaluz), tiene amianto. Ya se ejecutó una primera fase para retirarlo, pero falta la segunda. Además, no cuenta con salida de emergencia y también tiene problemas eléctricos. 

Se habla de la construcción de un nuevo centro desde hace más de una década. Según la AMPA, el Ayuntamiento, que apoya las movilizaciones como todos los grupos políticos y la comunidad educativa de Gerena, ya cedió un suelo a la Consejería para ello. 

Con el mismo también hubo algunos problemas, porque en principio se cedió una parcela, que resultó insuficiente, tras lo cual se cedió también otro terreno contiguo. 

Según Carmen Canady, pidieron una cita con delegado territorial, Joaquín Pérez, pero todavía no han obtenido respuesta. Así, han decidido concentrarse ante la Delegación y presentar por registro una descripción de esta situación y sus demandas. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios