Provincia

La Guardia Civil interviene 2.300 kilos de hachís en una 'guardería' de Dos Hermanas

  • Cinco personas han sido detenidas y tres vehículos interceptados

  • El cargamento entró por el Guadalquivir y el punto de desembarque fue La Puebla del Río

Guardias civiles, con los fardos encontrados en Dos Hermanas. Guardias civiles, con los fardos encontrados en Dos Hermanas.

Guardias civiles, con los fardos encontrados en Dos Hermanas. / DGGC

De nuevo el río Guadalquivir como puerta de entrada de la droga. La Guardia Civil interceptó un alijo de 2.300 kilos de hachís el pasado viernes que había entrado por el río. Cinco personas fueron detenidas y se han decomisado tres vehículos. Los narcos descargaron la droga en La Puebla del Río y la llevaron hasta una guardería (término que recibe en argot el lugar en el que se ocultan los estupefacientes) ubicada en el término municipal de Dos Hermanas.

Fue allí donde el instituto armado encontró los fardos. Lo hicieron los agentes del Organismo de Coordinación Contra el Narcotráfico (OCON Sur), la macrounidad creada hace dos años por la Guardia Civil para acabar con las mafias de la droga en el Sur de España.

Es el enésimo capítulo de la lucha contra el narcotráfico en la provincia de Sevilla, donde los narcos pretenden convertir el río en una autopista de la droga. Ya lo intentó hace este verano el clan más poderoso del Campo de Gibraltar, el de los Castañas, aunque la Guardia Civil detectó su narcolancha cuando intentaba remontar el Guadalquivir desde su desembocadura y frustó aquel alijo.

Ahora, tras la reciente caída de los Castañas, otras organizaciones intentan hacerse con un trozo del pastel del hachís. La continua vigilancia del Estrecho les ha llevado a utilizar vías alternativas, como las costas de Cádiz, Huelva o Málaga, y también el Guadalquivir. Antes de los Castañas, ya introdujo droga por sus aguas el considerado mayor narcotraficante de Europa, el Messi del Hachís, que forjó una alianza con un clan local del Aljarafe, el de los Lanas.

Con el Messi huido y los Lanas en prisión, el río sigue siendo una ruta muy explotada por los narcos. En el caso del viernes, fue el Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) el que detectó la embarcación entrando por Sanlúcar de Barrameda, según explicaron fuentes del instituto armado. Se inició un dispositivo que siguió a la narcolancha hasta el lugar de la descarga, en La Puebla del Río, y luego a los vehículos que llevaron la mercancía hasta el lugar en el que se iba a ocultar, en Dos Hermanas.

Tal como ha publicado el diario digital nazareno Cadena DH, Dos Hermanas es uno de los lugares favoritos para almacenar la droga para los traficantes, por su cercanía con el río, el gran número de naves industriales y las numerosas vías de escape por diferentes carreteras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios