Medio Ambiente

La Algaba exige solución a los malos olores, que han vuelto a agravarse

  • El Ayuntamiento estudia denunciar a las empresas que los provocan

  • Ha pedido reuniones con el Delegado del Gobierno de la Junta y va a dirigirse al Defensor del Pueblo Andaluz

  • El hedor se relaciona con las fábricas de piensos con animales que hay a las afueras del municipio 

El alcalde de La Algaba, Diego Manuel Agüera, reunido con parte de su equipo para analizar el problema. El alcalde de La Algaba, Diego Manuel Agüera, reunido con parte de su equipo para analizar el problema.

El alcalde de La Algaba, Diego Manuel Agüera, reunido con parte de su equipo para analizar el problema. / M. G.

El alcalde de La Algaba, Diego Manuel Agüera, convocó ayer miércoles una reunión urgente del equipo de gobierno ante la situación de fuerte hedor que padece la localidad desde hace tiempo, pero que, según ha informado el Consistorio, se habría agravado en los últimos días, "hasta el punto de que no se pueden abrir las ventanas ni pasear con normalidad por las calles".

El equipo de gobierno va a solicitar una reunión con el Delegado del Gobierno de la Junta y se va a dirigir al Defensor del Pueblo Andaluz. Asimismo, tiene intención de llevar al Pleno una propuesta de declaración institucional sobre el asunto.

Según se recuerda en el comunicado, el problema no es nuevo. El año pasado, también en el mes de septiembre, hubo conversaciones con la Junta y se aprobaron una serie de medidas correctoras, pero los resultados no han sido positivos, según el Consistorio.

El Ayuntamiento también ha enviado la petición de amparo al Defensor del Pueblo y el alcalde ha anunciado que “no vamos a parar hasta que este grave problema, que ha ido a más, se solucione. Y mientras se ponen en marcha las medidas administrativas, nuestros servicios jurídicos están estudiando denunciar a las empresas que emiten los hedores ante el juzgado por contaminación ambiental”.

Al parecer, el fuerte olor que azota al municipio procede de empresas de pienso animal que están ubicadas en las afueras del municipio. Y si bien era habitual que durante determinadas horas algunas jornadas se percibieran fuertes hedores, la situación se ha vuelto permanente en los últimos días, hasta el punto de estar empezando a crear una alarma social.

Así, Diego Manuel Agüera ha destacado que “la situación se ha vuelto inadmisible y no vamos a consentir este maltrato a nuestra localidad y a nuestros vecinos y vecinas. Por eso hemos reclamado un encuentro a la Junta de Andalucía para que se tomen medidas administrativas y, si también lo vemos necesario, nos iremos al juzgado para defender que se pueda vivir y respirar en La Algaba sin este mal olor permanente tan desagradable”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios