Bajo del Guadalquivir

Lebrija se suma a la "indignación" por la alta siniestralidad en la N-IV

  • El PP de Sevilla avanza que Fomento estudia bajar el peaje a los camiones para que opten por la AP-4.

Apenas cuatro días después de que la N-IV se cobrara su última víctima en un accidente de tráfico -un vecino de Montequinto que murió en el tramo palaciego- el debate sobre la alta siniestralidad de la carretera y la necesidad de ejecutar de una vez las alternativas que están planteadas desde hace décadas -su desdoble o la liberalización del peaje de la AP-4, que discurre paralela- vuelve a tensarse. A la decisión, el miércoles, del Ayuntamiento de Los Palacios de llamar directamente al "boicot" en la autopista, como medida de presión, y a impulsar una plataforma para reivindicarlo, se sumó este jueves la alcaldesa socialista de Lebrija, María José Fernández. En declaraciones a Europa Press, dijo compartir la "indignación" de Los Palacios. "El castigo del peaje es insoportable desde el punto de vista económico", recordó, y criticó que el Gobierno central "dedique millones de euros a rescatar las autovías radiales de peaje de Madrid que nadie usa", pero no haya dado soluciones al problema que, desde hace años, sufre la comarca del Bajo Guadalquivir.

La edil recordó que, como consecuencia de la subida de los precios del peaje, muchos conductores, sobre todo trabajadores o transportistas que hacen el trayecto con frecuencia, incluso a diario, optan por la nacional, ya saturada de por sí y que desde hace años espera su transformación en autovía. "Es una discriminación", insistió la edil. Pese a ello, Fernández abogó por "otros métodos, como la gestión política", más que el boicot a la AP-4 la primera semana de cada mes al que ha llamado Los Palacios, aunque no descartó sumarse a ese "último escalón" de la movilización para exigir soluciones.

Esta llamada a no usar la N-IV -se hará por primera vez entre el día 30 de septiembre y el 5 de octubre- fue aprobada en la junta de portavoces por todos los grupos con representación en el Ayuntamiento de Los Palacios y se mantendrá, al menos, hasta diciembre, a la espera, según anunció el primer edil palaciego, Juan Manuel Valle, de si se recoge alguna medida en los Presupuestos Generales del Estado para 2015.

Precisamente este jueves, el presidente del PP de Sevilla, Juan Bueno, que compareció en la capital para hacer balance del primer año de Susana Díaz como presidenta de la Junta en lo que afecta a la provincia, defendió que el Ministerio de Fomento "tiene en su cabeza, sobre la mesa", el problema y trabaja en un "planteamiento a medio plazo" para solucionarlo. "Está tomando la sartén por el mango y estoy seguro de que en unos meses ese planteamiento irá a más", dijo, y apuntó la posibilidad de bonificar a los camiones en la autovía, lo que ya aliviaría la saturación de la N-IV, cuya peligrosidad aumenta por el alto tránsito de camiones en una carretera de un solo carril por cada sentido de la circulación.

Bueno defendió que el PP siempre ha sido "reivindicativo" a la hora de reclamar al Estado la transformación en autovía de la N-IV, tanto con el anterior Gobierno estatal del PSOE como con el actual de Mariano Rajoy. No obstante, aseguró que el Ministerio de Fomento trabaja en un "planteamiento a medio plazo" para solucionar los problemas de movilidad y siniestralidad derivados de la saturación de la N-IV y el aumento de los precios en la autovía de peaje AP-4, ya que ambas vías conectan las provincias de Sevilla y Cádiz.

La solución definitiva, sin embargo, no prosperó ni siquiera en años de bonanza. Los distintos gobiernos de Madrid, tanto socialistas como populares, han ido prolongando el contrato de concesión de la autopista, la última vez hasta 2019. No fue hasta 2008 cuando el Ministerio de Fomento sacó un estudio informativo para transformar la N-IV en el tramo Los Palacios-Jerez en la llamada Autovía del Sur, aunque el trazado por el que parecía decantarse Fomento, que no iría exactamente sobre la actual carretera, sino más al oeste, motivó el rechazo de algunos pueblos. Ahí se quedó todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios