Provincia

Marchena otorga su máxima distinción a Braulio Medel

  • El presidente de Unicaja es, desde ayer, Hijo Predilecto de su municipio natal, con el apoyo unánime de todos los grupos políticos y de los agentes sociales

Los vecinos de Marchena estaban expectantes ante el nombramiento de su paisano Braulio Medel, presidente de Unicaja, como Hijo Predilecto del municipio sevillano. Dada la angostura del salón de plenos para dar cabida a todos, se habilitó una carpa en el exterior del Ayuntamiento en la que más de 400 marcheneros pudieron seguir por pantallas de televisión la sesión extraordinaria. Dentro, acompañaban a Medel su familia, amigos y la corporación municipal, así como todos los miembros del consejo de administración, de la comisión de control y de la ejecutiva de Unicaja; representantes de organizaciones empresariales; e incluso alumnos del Colegio Mayor San Juan Evangelista de Madrid, gestionado por la Obra Social de Unicaja.

Braulio Medel Cámara (Marchena, 1947) es doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid y catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Málaga. Presidente de la Federación de Cajas de Ahorro de Andalucía, es también vicepresidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, de la que fue máximo dirigente hasta 1998. Este nombramiento ha estado respaldado por más de 40 instituciones y empresas de Andalucía y del resto de España.

 

En su discurso, Braulio Medel manifestó su “infinita gratitud” y confesó que “lo más honesto es advertir que hoy no soy persona, soy una emoción flotante”. Y, tras asegurar que “es incuestionable que los marcheneros saben hablar”, en alusión a las palabras dedicadas por los representantes políticos, rompió a llorar, emocionado. “Ahora más que nunca tengo la obligación de ser embajador de Marchena”, anunció Medel, quien desde el inicio de su “diáspora”, cuando a los diez años ingresó interno en el Colegio Claret de Sevilla, se ha preocupado de defender el buen nombre de Marchena. 

 

El presidente de Unicaja recordó cuando, a los 17 años, viajó a Madrid para estudiar la carrera y, al despedirse de su padre –propietario de una tienda de ropa–, éste le dió tres facturas para que se las cobrara a unos paisanos: “Al localizarlos advertí que no les había ido tan bien en su emigración, y me dieron una lección de honradez pagándome todo lo que pudieron. La segunda lección me la dio un alumno en Málaga. Tras asegurarle que por ser paisano le aprobaría sin mucho esfuerzo, me dijo: “Basta que sea usted de Marchena para que ésta sea la asignatura que más estudie”.

 

 Medel finalizó su discurso aconsejando a los presentes: “Si no conocen este pueblo recórranlo. Si  lo conocen, vuelvan. Nunca les defraudará. Lo mejor que tiene Marchena son los marcheneros”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios