El Castillo de las Guardas

Preocupación por el primer incendio del verano, menor pero intencionado

  • El fuego se originó a las 12:48, cerca del casco urbano y ya está extinguido

  • El alcalde asegura que fue provocado y pide estar alerta contra esta "lacra"

La zona de pasto afectada por las llamas, en una imagen aérea del Infoca. La zona de pasto afectada por las llamas, en una imagen aérea del Infoca.

La zona de pasto afectada por las llamas, en una imagen aérea del Infoca. / Plan Infoca

Coincidiendo con el primer día de intenso calor de lo que va de verano, la comarca del Corredor de la Plata ha registrado este sábado un primer incendio. Según fuentes del Plan Infoca, la alerta se recibió sobre las 12:48 horas y el fuego ha afectado a una zona cercana al casco urbano de El Castillo de las Guardas –en la parte baja del cementerio del municipio– y a unos alojamientos rurales.

No ha habido que desalojar a personas y ha quedado controlado rápidamente, en poco más de una hora, aunque los efectivos trabajaron en la zona durante bastante más tiempo para evitar que se reavivara. Se ha extinguido del todo sobre las 17:20 horas. El alcalde, Gonzalo Domínguez, apunta que fue intencionado.

Sólo ha afectado a pastos y, a falta de las mediciones técnicas, podría quedar en conato, como se denomina a los incendios que no llegan a una hectárea de terreno. En su extinción, han participado 22 bomberos forestales, un técnico de operaciones, un helicóptero que transportó a parte de los efectivos y un camión autobomba.

Según un portavoz del Plan Infoca, la actuación ha sido “modélica”, por lo rápido que lograron controlar las llamas, teniendo en cuenta que se iniciaron a una hora con mucho calor. Algunos vecinos, que se percataron pronto del fuego, refrescaron la zona con sus propios medios, lo que unido a la rápida llegada del Infoca contribuyó a que quedara controlado en muy poco tiempo.

Pese a la escasa importancia de los daños, el alcalde de El Castillo de las Guardas, Gonzalo Domínguez, han destacado la necesidad de estar muy alerta porque, según afirma, no hay dudas de que el origen de las llamas fue intencionado. Según explica, éstas se originaron a unos 200 metros de un arroyo, afluente del río Guadiamar, y en una zona en la que no hay instalaciones eléctricas o de otro tipo que puedan motivar un fuego accidental. “No nos queda otra que estar alerta y luchar contra esta lacra”, ha señalado.

Desde hace varios años, esta comarca de Sevilla es la más castigada por los incendios forestales, muchos de los cuales han sido intencionados, según las investigaciones. El más grave fue el del año 2016, que se inició en la finca de Las Jarillas y obligó incluso a desalojar varias aldeas de la zona y por el que se llegó a pedir la declaración de zona catastrófica. El año pasado, el 30% de los fuegos que se registraron en la provincia fueron en este territorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios